Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

¡¡Vaya semanitas de adaptación!!

Desde nuestra llegada de la expedición han pasado ya tres semanas… ¡y vaya semanitas! Una verdadera vorágine que intenta una y otra vez capturarme. ¡Sí, sí!, habéis leído bien “intenta”, porque no lo consigue. Tengo unos aliados inseparables que no me abandonan en esta misión. ¿Queréis saber algo más de estos aliados? Son los gratos recuerdos del Sur, ¡sí!, tan sencillo y tan inusitado como unos gratos y sinceros recuerdos.

Muy bien analizaba y describía Alejandro hace algunas semanas en el artículo “El Espíritu Antártico”, la razón de estas sensaciones. Por un lado, el paisaje helado con su grandeza y sencillez al mismo tiempo, colmado de un profundo silencio y una soledad inmensa, inundando todo de una paz contagiosa.  Y por otro, sus gentes que son capaces de crear un entorno donde priman la solidaridad, la lealtad, la sinceridad, el desinterés, la bondad, la honradez, la confianza, la camaradería…

Juntad ahora esos ingredientes, imaginad el fantástico resultado… pues ese es el tesoro que tengo guardado en mi interior. Esas añoranzas de un ambiente tan confortable y armonioso que podría calificar de idílico.

Os decía en el último artículo… de hace ya tres semanas (vaya velocidad de vértigo aquí en el mundo civilizado), que el contraste es grande. Sigo percibiendo esa tremenda disparidad, pero voy saliendo adelante. Resueltos los temas más urgentes, retomo el Blog.  Expedicionarios, es un verdadero placer ver cómo seguís avanzando, despacito en estas últimas semanas, pero avanzando. Se nota que andáis de exámenes. Sería estupendo si podéis continuar cada grupo por donde lo tenéis pendiente, a ver si cuando os vayáis de vacaciones sois capaces de mirar al cielo, observar las nubes y hacer vuestras primeras predicciones.

Cuando tengáis todo el trabajo hecho, podemos ir pensando en juntarnos todos y así nos conocemos en realidad y pasamos de la virtualidad al mundo real. 

  • La inmensa paz antártica

Etiquetas:

Compartir:

22 comentarios:

  • Por Alejandro Alvarez Luque (17/03/2013, a las 19:23)

    Agradecemos a Karmenka que nos transmita en esta entrada sus sensaciones antárticas y nos aclare cómo va consiguiendo escapar de la vorágine del mundo civilizado que la envuelve para atraparla...,echando mano de los recuerdos y emociones que almacena como un tesoro. Se entienden bien: la inmensa belleza del paisaje, la luz cegadora, el frío extremo, la paz y el silencio y la soledad más pura (hoy en día casi un lujo difícil de disfrutar) y, por supuesto, el espíritu antártico. Nos enumera ocho virtudes "antárticas" que escasean, cada vez más, por nuestros pagos...
    Pero no seamos pesimistas. Propongo un ejercicio de puro optimismo: ¿Quién se atreve a escribir un relato antártico con personajes que practiquen: la solidaridad, la lealtad, la sinceridad, el desinterés, la bondad, la honradez, la confianza y la camaradería? Y si el marco resulta difícil de imaginar podéis trasladarlo a nuestro mundo civilizado. Claro que en ese caso, el desafío será hacer creible que se practiquen en él tantas virtudes que, sostiene Karmenka, son propias del espíritu antártico.
    (Entiendo que desinterés quiere decir olvido de tus propias querencias y deseos para dedicarte a ayudar preferentemente a los demás).

  • Por Karmenka (17/03/2013, a las 20:26)

    ¡¡¡Me parece estupenda tu propuesta, Alejandro!!!

    Tengo ganas de leer esos relatos que nuestros expedicionarios van a crear con personajes que practiquen esas virtudes, cada vez más difíciles de encontrar en el mundo civilizado…

    Por eso, me inclinaría, queridos expedicionarios, que los relatos tengan como escenario esta civilización. A ver si así entre todos, vamos sembrando poco a poco estas virtudes e inculcándolas a nuestro alrededor, no permitiendo que se escurran y pasen de largo en este mundo moderno.

    Y efectivamente, al “desinterés” al que me refiero es a “la generosidad, al desprendimiento y desapego de todo provecho personal”. Del otro significado de este vocablo, “falta de interés y de ilusión”, ya sabéis lo que pienso, tengo mi propia teoría: “con ilusión se puede conseguir todo lo que uno se proponga”

  • Por marquesdevalero (25/03/2013, a las 16:44)

    !Hola desde el Marqués de Valero!
    ¿Creíais que nos habíamos olvidado de vosotros? No...pero estamos bastante liados con la proximidad de las vacaciones el próximo miércoles. Veréis: entre exámenes, y la preparación de actividades para la Semana Cultural que estamos celebrando hemos tenido poco tiempo para vosotros. Pero ahora sí, en vacaciones haremos la tarea que nos habéis mandado. !Lo prometemos!.
    Saludos desde Béjar de los chicos y chicas de 6º del Ceip Marqués de Valero.

  • Por Alejandro Alvarez Luque (25/03/2013, a las 18:22)

    Saludos a Isabel y a las chicas y chicos del Marqués de Valero. Así se hace: primero la obligación, los exámenes, y luego la devoción: las nubes y trabajos relacionados que propone la entusiasta Empar. Disfrutad de las merecidas vacaciones y quedamos a la espera de vuestros estupendos trabajos. Qué envidia da esa Semana Cultural que, a buen seguro, será bien interesante.

  • Por Carbajosa (25/03/2013, a las 19:45)

    Hola Carmen, Adolfo Alejandro.
    Muchos saludos desde Carbajosa
    Seguimos con vuestra actividad , hemos hecho un Rally fotográfico conociendo e identificando las nubes de nuestro cielo siguiendo la unidad Didáctica del blog de Karmenca.
    Ha sido una actividad muy interesante. Os comentamos anécdotas como:
    - Sergio cuando identificamos las nubes, le recordaba cuando va por el campo con su abuelo que en ocasiones le dice:"esas nubes traen agua". "Nunca se equivoca", según Sergio.
    - "O como el otro día que reconocimos unos cirrocumulos, que anuncian lluvias y cambio de climatología en 12 horas. Efectivamente llovió". Dice, Raquel.
    Ha sido una unidad didáctica de gran aceptación y que nos ha parecido muy interesante, según las palabras de Adrián.
    "Tenemos muchas preguntas, pero nos gustaría poderlas hacer a Karmenka y Adolfo aquí en Carbajosa. Además tenemos algo para ellos". Dice Carla
    Karmenka nos gustaría poder quedar un día de los que estés por Salamanca para que te acerques a vernos, los chicos no dejan de preguntar si os podremos ver. Les ha fascinado mucho vuestra experiencia. Además los de 5º A tienen un periódico y tienen preparada una noticia sobre vuestro viaje, sólo falta poner si nos vais a visitar.
    Cuando veas la cara de estos alumnos , será una prueba más de que vuestro esfuerzo merece la pena.
    Muchos abrazos
    Pedro
    [img]http://karmenka.glackma.es/wp-content/uploads/2013/03/Imagen1.png[/img]

  • Por Carbajosa (25/03/2013, a las 20:45)

    Os mandamos más fotos de nubes hechas por nosotros.
    Sergio, David, Lucía, Miriam, Iris y Raquel Creemos que las hemos identificado bien.No es fácil

  • Por Carbajosa (25/03/2013, a las 20:47)

    [img]http://karmenka.glackma.es/wp-content/uploads/2013/03/Imagen2-1.png[/img]

  • Por Alejandro Alvarez Luque (26/03/2013, a las 14:07)

    ¡Vaya despedida antes de entrar de vacaciones de las chicas y chicos de Carbajosa! Eso es trabajar bien, sí señor. Preciosas las fotos de nubes relizadas por Sergio, David, Lucía, Miriam, Iris y Raquel(Empar dirá si están bien clasificadas) y estupendas las anécdotas: Sergio, qué lujo poder ir al campo con tu abuelo y disfrutar aprendiendo de su sabiduría; Raquel que se alegra de que se cumpla el pronóstico meteorológico; Carla tiene muchas preguntas para Adolfo y Karmenka y algo para ellos. Adrián confiesa que le ha parecido una actividad muy interesante. En resumen: un grupo trabajador, bien dirigido y que se nota que disfruta con lo que hace. Ya solo falta admirar esas caras de los expedicionarios que más corren en el mundo...Gracias Pedro por tu entusiasta y fantástico trabajo.

  • Por Karmenka (29/03/2013, a las 12:45)

    Queridos expedicionarios del Marqués de Valero, como muy bien dice Alejandro, primero es la obligación y después la devoción. Espero que los exámenes os hayan salido muy bien, ahora estaréis de vacaciones descansando y recobrando energía para volver con toda la fuerza posible a la última parte del curso. Y si en vacaciones hacéis los trabajitos de las nubes, será estupendo. Yo estoy con unas tremendas ganas de verlos y me imagino que Empar, la especialista en el tema, se alegrará todavía más que yo.

  • Por Karmenka (29/03/2013, a las 12:53)

    Expedicionarios de Carbajosa, ¡qué fantástico vuestro entusiasmo y vuestras ganas de aprender!, realmente es contagioso.

    Muchas gracias Sergio, Raquel y Adrián por compartir vuestras anécdotas con todos los seguidores del Blog.

    Carla, es fantástico que tengáis muchas preguntas para hacernos y que tengáis ganas de vernos. En este sentido, tenemos que organizarnos, ya que como sois varios grupos de expedicionarios participantes de diferentes centros, pero todos en esta ocasión, estáis en la provincia de Salamanca, trataremos de organizar un encuentro común con todos vosotros. Será muy enriquecedor, porque además os conoceréis todos los expedicionarios virtuales de todos los centros que estáis participando. Ahora a la vuelta de vacaciones, comenzaremos a organizar el evento.

    Sergio, David, Lucía, Miriam, Iris y Raquel, ¡vaya, os habéis atrevido con unas cuantas nubes! Entrará Empar al Blog, para daros su visto bueno en el trabajo.

    Finalmente, Pedro, muchas gracias por el fantástico trabajo que estás realizando con estos jóvenes.

  • Por Empar Landete Bermell (29/03/2013, a las 12:10)

    Hola Carbajosa !

    Qué fantástica noticia, habéis hecho un rally fotográfico con las nubes,,, os felicito es la mejor manera de aprender . No os podéis figurar cómo me alegra haberos contagiado un poquito con mi pasión por las nubes.
    Sobre lo que comenta Sergio, que dice su abuelo sobre las nubes, eso se llama Cabañuelas, es una tradición ancestral, que parece ser que viene de época de los babilonios y de los judíos, miraban el cielo ya hace miles de años para saber cómo iba a venir la estación meteorológica para saber qué hortalizas, frutos o cereales plantar, para poder comer, tened en cuenta que saber qué plantar era fundamental para subsistir en aquellos tiempos en que no habían tiendas o supermercados para comprar los alimentos.

    Aquí en la península se sigue aún esta tradición, aunque la mayoría de meteorólogos dicen que son supersticiones del pueblo, menos mal que hay algunos que no piensan así. Y muchos agricultores y ganaderos aún utilizan estas técnicas tan antiguas para saber como les vendrá la estación ... y aún sigue viva. Su base es la observación de las nubes, los pájaros y otros animales... y el conocimiento bastante exacto del lugar donde viven .

    Me alegra que los chic@s del cole, como Raquel y Adrián hayan observado como los cirroscúmulos les dan información sobre el tiempo .

    Saludos amigos.
    Si os interesa este tema, me lo decís y os informaré sobre ello.

  • Por Empar Landete Bermell (29/03/2013, a las 13:58)

    Son preciosas las fotografías, un gran trabajo, os felicito, pero como dice Alejandro hay que corregir algo:
    1.- Estratocúmulos: perdonar pero son cirrostratos, no estratocúmulos (estos acordaos tienen agujeros entre la nube y se ve el cielo), los cirrostratos se ve como un velo fino y algo transparente en algunas ocasiones (otras es denso y opaco en los que apenas se ve el sol) en esta foto, el Sol se ve algo difuminado (aquí esta el truki) siendo esto una pista importante para reconocerlos y distinguirlos, y además producen sombras en los objetos del suelo, debajo de los coches, en las personas...cosa que los altoestratos no producen dicha sombra. Así los podréis distinguir y no liaros, Cirrostratos producen sombra y los altoestratos no.

    Además si los cirrostratos, los veis acompañados de Cirroscúmulos y cúmulos congestus (esas enormes coliflores en el cielo) nos informan de un empeoramiento del tiempo, con viento y precipitaciones, entre las 6 horas ó las 24 horas después de observarlos, este lapsus de tiempo depende de la velocidad que lleve el viento.

    2.- Cúmulo y cirros, muy bien catalogados .
    3.- Cúmulos, perfecto.
    4.- Estratos y nimboestratos, aquí hay un pequeño fallo, los estratos están bien catalogados, pero la capa de nimboestrato no está tan clara ( esta tiene que parecer oscura-tenebrosa, y en la parte baja de la nube le deben colgar unos flecos que son trocitos de la nube que están muy cargados de humedad y se van desprendiendo de ella, y señalan lluvia mansa, aunque en algunos momentos pueden dar lluvia algo intensa pero no como en una tormenta).
    Y lo que sí veo al fondo de la foto, son nubes altocúmulos lenticulares, esas nubes que tienen forma de ondas que se ven al fondo. Eso significa vientos fuertes y raramente traen lluvia.
    Este tipo de nube altocúmulos lenticulares se forman cuando los fuertes vientos atraviesan cadenas montañosas, o un lugar donde hay muchas montañitas, y el viento hace que la nube tome la forma de esas montañitas.

    Si este concepto no lo veis claro, me lo decís e intentaré explicarlo más ameno, pues dentro de las lenticulares hay dos formas, las redondas tipo OVNIS (se forman encima de montañas muy altas o estas alargadas que se forman en montañas con menos altura) .

    5.- Cúmulo con forma de ballena, es preciosa, muy bien catalogada .

    6.- Nimbostrato, por lo que observo en la foto, creo que es más bien una capa de altoestrato, ya que cubre todo el cielo, y su aspecto es como una capa blanquecina-azulada y gris, se forma este tipo de nube, por que la capa de los cirrostratos se ha hecho tan densa y espesa que el peso la hace caer a una altura de entre los 3.000 m ( ó 3 km) y los 6.000 m (6 km), y dependiendo de la parte de España donde se forman dejan lluvias débiles o no dejan agua, en el Mediterráneo esta nube pocas veces deja lluvia, en el centro de la península y al norte sí suelen dejar algo de lluvia .

    Excelente trabajo Carbajosa, mi enhorabuena a todos, habéis trabajado mucho. Gracias por coger esta didáctica de las nubes con tanto entusiasmo.

    Un abrazo, Empar

  • Por Empar Landete Bermell (29/03/2013, a las 13:17)

    Gracias por continuar en este recorrido por el cielo .

    Un abrazo a todos l@s chic@s y al profesor que hace posible que se involucren. Felices vacaciones.

  • Por marquesdevalero (08/04/2013, a las 15:44)

    Bueno...los chicos y chicas de Marqués de Valero han hecho sus deberes de Semana Santa, y tal y como nos dejó dicho Alejandro han realizado unas narraciones muy bonitas sobre la Antártida y el sentimiento de solidaridad que allí se respira.

    Comenzamos con el relato de BRUNO GONZÁLEZ:

    "Mi relato no va a tratar sobre personajes inventados ni fantásticos,voy a hablar de la gente que me rodea todos los días y la que aunque no conozco veo a través de la televisión. Realmente sí que hay que tener imaginación para poder recrear en el mundo en el que vivimos gente como la que cuenta Karmenka que hay en la Antártida, pero yo creo que siempre puede quedar alguien así, aunque sean pocos y que estos pocos hagan que cada vez haya más gente buena en este mundo en el que vivimos. Creo que soy un poco privilegiado, ya que , aunque no vivo en la Antártida tengo la suerte de vivir en un lugar llamado Béjar, que estando muy lejos de allí tiene unas condiciones para vivir que podrían parecerse: aquí no hay casi ruidos de coches ni de máquinas como en las grandes ciudades, como no hay casi fábricas tampoco tenemos contaminación, y vivimos rodeados de unas montañas y unos bosques donde hay una tranquilidad increíble. Solo nos falta a veces que esté todo lleno de nieve y que haga tanto frío como allí, bueno el paisaje es imposible que sea igual, aquello tiene que ser precioso...y tampoco tenemos pingüinos.
    El tema de los valores humanos que tiene la gente allí es otra cosa, en eso no nos parecemos en nada, seguramente es porque tenemos demasiadas cosas que no nos hacen falta para nada y menos para vivir. Vivimos rodeados de cosas materiales y no pensamos en las personas que tenemos al lado, aunque ahora en los tiempos de crisis que vivimos está saliendo el lado bueno de la gente, se nota que todos somos más solidarios y la gente ayuda como puede desinteresadamente a los que más lo necesitan, no sé si esto puede parecerse a como es en la Antártida pero seguro que nos acerca un poco más a ellos.

  • Por marquesdevalero (08/04/2013, a las 15:43)

    Este es el trabajo de MARINA PÉREZ:

    "Este es el relato de un grupo de amigos que se peleaban continuamente, menos uno que intentaba poner paz.
    Alberto se peleaba con Kevin, Alicia con María, y Cristian con Eva. Yo, Marina, intentaba poner paz...pero no servía de nada.
    Un día les llevé a hacer una expedición hacia los Polos para ver si dejaban de pelear trabajando en equipo. Hicieron todo tipo de pruebas, pero nada de eso acabó bien. Discutían por el control de los objetos, querían ser los primeros en todo...y al final nos tuvimos que ir al refugio. Pero yo ya estaba cansada. Los reuní por parejas para que me contaran por qué se peleaban y resultó que Kevin y Alberto no tenían confianza entre ellos. Alicia y María no tenían mucha camaradería ni tampoco sinceridad. Cristian y Eva querían ser los primeros en todo lo que hacían y no tenían bondad.
    Yo, a través de la paz y la Bondad solucioné los problemas y les enseñé el valor de la verdadera amistad.
    Y ahora todos son solidarios, amistosos, buenos , leales, honrados, desinteresados, sinceros y sobre todo buenos amigos.
    He aprendido que mediante la comunicación se solucionan la mayoría de los problemas,
    ¡Espero que os haya gustado mi relato!

  • Por marquesdevalero (08/04/2013, a las 15:48)

    "COMPAÑEROS EN LA ANTÁRTIDA " es el relato de IVI:

    La historia que voy a contar se sitúa realmente en la Antártida. Se trata de una expedición de reconocimiento del hielo de la Antártida, en la que 28 tripulantes quedan atrapados en el hielo.
    El barco nunca pudo ser reflotado, ya que el hielo finalmente lo destrozó, por lo que tuvieron que seguir el viaje, primero en trineos, ya que llevaban perros de tiro, y luego a pie.
    Después de muchos intentos para salir del hielo, decidieron partir 5 hombres en un pequeño bote, hasta que un barco chileno pudo rescatar a todos los hombres.
    Esta pequeña historia tuvo una duración de 22 meses, y en un lugar con temperaturas de muchos grados bajo cero.
    Está claro que si sobrevivieron, no fue sólo por la fortaleza física de cada uno de ellos, sino sobre todo por el compañerismo y la bondad de sus corazones.
    Si este compañerismo y bondad lo pasamos a nuestros días a todos nos iría mucho mejor.

  • Por marquesdevalero (08/04/2013, a las 16:32)

    "UNA HISTORIA VERDADERA" firmada por FÉLIX:

    A principio de curso nuestra tutora Isabel nos dio a conocer a un aventurero muy solidario y leal llamado José Guillermo Yepes.
    Todos los años hace un viaje a diferentes sitios del mundo donde funciona la O.N.G llamada "Aldeas Infantiles", ayudando a los niños más necesitados.
    "Yepes" visita estos lugares para conocer sus costumbres, sus necesidades y llevarles un poco de alegría e ilusión a los niños regalándoles unas bicicletas.
    Este año ha viajado a Filipinas. Carga su mochila de ilusión, ganas y confianza en sí mismo y en los demás, y montado en su bicicleta comienza a pedalear rumbo a su meta.
    Por el camino supera grandes retos: frío, lluvia, viento, soledad, cansancio...pero que siempre se alivian gracias a la ayuda generosa de la gente que va encontrando en cada lugar hasta que alcanza su destino.
    Así va creciendo como persona, no se rinde ni se preocupa de si mismo, solo le preocupa poder llegar a su destino para ver sonreir y disfrutar a esos niños de Aldeas Infantiles.

  • Por marquesdevalero (08/04/2013, a las 16:26)

    PABLO nos propone con su relato un poco de reflexión:

    Por desgracia, nos está tocando vivir en una sociedad donde todas estas virtudes, que a mí me parecen muy buenas e importantes, son difíciles de conseguir.
    Unos con otros somos muy pocos solidarios, no confiamos unos en los otros, todo lo hacemos por algún interés, la sinceridad a veces ni asoma por nuestras vida...Vivimos en una sociedad de muchas mentiras.
    Yo le voy a proponer a todos mis compañeros que intentemos cumplir todas estas virtudes, empezando desde el lunes día 8 de Abril, día en que nos incorporamos a nuestras clases.
    Empezaremos llevándonos todos muy bien, sin dar de lado a ningún compañero-a, no mentirnos, compartir nuestras cosas, ayudarnos sin recibir nada a cambio, etc...
    Cuando seamos capaces de cumplir todo esto, nosotros mismos habremos sembrado un granito para un futuro mejor.
    Karmenka, cuando hayamos cumplido este propósito seremos personas como las que tú describes.

  • Por marquesdevalero (08/04/2013, a las 17:35)

    SHEILA nos ha escrito una historia enternecedora:

    "CRISPITA, CURRITO Y YAMITA "

    Esta historia sucedió hace mucho tiempo en un país lejano.
    Crispita era una niña de 10 años, alta y guapa. Currito era un niño de mediana edad más bien bajo y muy inteligente y Yamita era una niña pequeña de altura media a la que le encantaban las aventuras en los Polos, su lugar favorito, como a Karmenka, y por eso este era su tema favorito de conversación.
    Los tres eran muy amigos, tanto que no se separaban para nada, salvo para comer, cenar y dormir...claro.Un buen día decidieron ir al lugar favorito de Yamita: El Polo Norte. Pero tenían un problema, pues al ir a sacar los billetes del viaje no tenían suficiente dinero. ¡Oh! qué pena más grande les invadió. Decidieron que harían lo imposible por recaudar dinero para poder viajar. Se fueron puerta por puerta buscando algún trabajo que hacer en alguna casa, y así llegaron a casa de una señora mayor que parecía un poco gruñona. Pero a ellos les dio igual. Ella les pidió que le cortaran los setos del jardín y regaran sus flores. Ellos accedieron encantados, aunque el dinero que les ofrecía era muy poco. Cuando terminaron su trabajo, la señora, que resultó ser una persona muy bondadosa, se solidarizó con ellos al contarle lo que querían hacer, y les dio más dinero del prometido.
    A pesar de todo, aún les faltaba dinero y pensaron en vender limonada por la calle. La gente pasaba y honestamente les decía que aquella limonada les resultaba muy cara. Entonces decidieron bajar el precio y la gente empezó a comprar. Llegó un hombre que no les inspiraba confianza y les dijo que si le ayudaban a llevar la compra a casa les daría unos cuantos limones para que pudieran hacer más limonada. Ellos le ofrecieron su lealtad llevándole cuando necesitara la compra a casa, y se ganaron su confianza. En un acto de camaradería les dio la dirección de un amigo suyo que tenía en el Polo Norte y que les ayudaría en lo que necesitaran allí.
    Con el dinero recaudado tuvieron suficiente para comprar los billetes que les llevaría a su idílico lugar, y volaron hacia allí.
    Cuando llegaron hacía mucho frío y ellos no llevaban demasiada ropa...Entonces decidieron llamar al señor que conocían. Este señor no dudó ni un momento en ayudarles. Cuando llegaron a su casa vieron que vivía en un lugar muy pobre. Currito le preguntó dónde podían comprar ropa ya que tenían mucho frío. El les dijo que apenas tenía dinero y que llevaba mucho tiempo sin comprarse ropa. Los niños fueron a una tienda y además de comprarse ropa para ellos le trajeron un gran abrigo a su amigo Rigoberto, que era como se llamaba su nuevo amigo del Polo Norte.
    Una vez en la casa, que estaba muy calentita, cenaron y se acostaron. Al día siguiente salieron a recorrer los lugares cercanos acompañados de su buen amigo. Las gentes de aquel lugar les ofrecieron diversos dulces, frutas, y comidas cocinadas por ellos pues esa era la manera de acoger a los que allí llegaban. Esto les gustó mucho a los chicos, pues ellos, no los conocían...
    El tiempo pasó...estaban viviendo una gran aventura y no querían regresar a casa. Prometieron volver en el verano y esta vez serían ellos los que llevarían los regalos para sus amigos del Polo Norte.

  • Por Empar Landete Bermell (08/04/2013, a las 17:10)

    Excelente relato Bruno, yo tampoco he estado en la Antártida, pero creo que has sabido plasmar la esencia de lo que Karmenka quería transmitir, en mi opinión, aunque deberá ser ella la que hable al respecto.

    Y sí es cierto cuando dices que la época que vivimos suele sacar lo mejor de cada persona, compartiendo y siendo más solidaria con los que no tienen lo principal para vivir.
    Me ha parecido que este relato te ha salido de muy dentro de ti.

    Enhorabuena Bruno, la toma de conciencia de la realidad, no es fácil y tú con lo joven que eres lo has captado. Sigue así, te felicito.

    saludos

  • Por Alejandro Alvarez Luque (08/04/2013, a las 19:12)

    Hoy el blog está apasionante y lleno de maravillas. Isabel y sus chicas y chicos nos demuestran que han trabajado a fondo durante las vacaciones.
    Bruno: me uno al certero comentario de Empar. Emociona leer lo bien que has entendido en qué consiste el espíritu antártico. Hermoso y sentido relato propio de un corazón noble y sensible.
    Marina: me encanta que lleves de expedición a los Polos a la gente que se pelea para que allí aprendan a trabajar en equipo. Tu labor de "analista-confesora" aplicando la paz y la Bondad (la mayúscula es tuya) solucionó los problemas. Nos reconforta saber que los que se peleaban ahora son solidarios virtuosos y, sobre todo, buenos amigos.
    Me ha gustado mucho tu relato. Enhorabuena.
    IVI: Me intriga la rotundidad y seguridad al exponer los números que manejas: 28 tripulantes, 5 hombres en un botecillo y 22 meses de angustia. Pero es la libertad del narrador. Sobrevivieron no por su enorme fortaleza sino por su compañerismo y bondad... y por el espíritu antártico de los salvadores chilenos. Como bien dices: compañerismo y bondad nos convertirían en mejores personas. Excelente trabajo.
    Félix: Tú también vas creciendo como persona cada vez que no te rindes, perseveras en el esfuerzo y...haces sonreír a los que te rodean.
    Pablo: me parece genial, que diría Karmenka, tu propuesta a partir del 8 de abril. Como estoy seguro de que conseguiréis la meta propuesta, cuando os visite Karmenka podrá comprobar que practicáis las virtudes del espíritu antártico. Amén.
    Sheila: como bien apunta Isabel, que algo sabe de esto, tu historia es enternecedora. Ya los nombres: Crispita (alta y guapa), Currito (bajito...pero muy inteligente) y Yamita (la enamorada de los Polos), nos sorprenden y hacen sonreír. La recaudación del dinero, los billetes ¡a los Polos!, la compra de ropa incluyendo la del buen amigo Rigoberto, los dulces, frutas y comidas suculentas que tanto les gustaron...y ese final "vertiginoso"de vuelta y regreso con regalos para los amigos del Polo Norte. Una delicia, Sheila. Lo he pasado muy bien leyéndote.
    A todos gracias por vuestra fantástica respuesta a la sugerencia de escribir sobre el maravilloso y anhelado Espíritu antártico.

  • Por Karmenka (09/04/2013, a las 08:54)

    Queridos expedicionarios del Marqués de Valero, ¡qué bonitos vuestros relatos!
    Bruno, Marina, Ivi, Félix, Pablo y Sheila, habéis trabajado fenomenal y lo más importante de todo es que habéis comprendido a la perfección la importancia de esas virtudes que están desapareciendo en este mundo que llamo yo “mundo civilizado”.

    Pienso que aquí la sociedad en general se preocupa más de los valores materiales, de poseer más y más, de ser lo mejores, de destacar… hay mucha competitividad, y todo eso hace olvidar la verdadera felicidad, que se encuentra en las pequeñas cosas y en esos valores que tan bien habéis integrado en vuestros relatos.

    Lo más importante ahora, una vez que sois conscientes de su existencia y del bien que nos hacen, ¿sabéis qué es? Que los pongáis en práctica en vuestra realidad… Por eso la propuesta de Pablo, me parece ideal. Espero que cuando nos veamos pueda percibir que derrocháis esos valores en vuestro entorno y con ello contagiáis a los demás.

    El siguiente pasito, ¿sabéis cuál es? Que no los abandonéis nunca, que según vayáis creciendo esas virtudes crezcan con vosotros. Seréis así unas magníficas personas en la vida.

    ¡¡¡Gracias expedicionarios!!! Sois geniales...

Escribe un comentario:

*:
*:
*: