Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

Una rápida integración en el entorno

(Crónica recibida por teléfono satelitario) 

Es increíble lo rápido que uno se adapta a vivir en plena naturaleza y lo que cuesta esa adaptación cuando toca habituarse de nuevo al mundo civilizado.

Dormir en el saco bajo la tienda de campaña en semejante paraíso que nos rodea, produce un efecto relajante completo. Te levantas al día siguiente y ya has olvidado por completo en qué día del mes estás, no te importa ni siquiera la hora que es. Te olvidas por completo de mirar el reloj. No te hace falta para nada. No puede ser de otra manera si al abrir la puerta de la tienda de campaña, lo primero que ves es un hermoso glaciar en el que se te queda perdida la mirada. Realizas una respiración profunda y según exhalas despacio el aire, eres consciente de que por una temporada este entorno de paz te va a envolver por completo.

Lo que hacemos Adolfo y yo durante estos primeros días es reconocer bien la zona. Pero primero y antes de nada, como os podéis imaginar, nos acercamos a la estación que tenemos aquí instalada en el río proveniente del glaciar y nos disponemos a chequear el estado de la misma y extraer todos los datos almacenados.

Está todo funcionando perfectamente, eso nos da una cierta tranquilidad. La última vez que estuvimos aquí fue en abril de 2011 y tuvimos que acudir casi de inmediato al sospechar que pudiera haber un problema con la sonda instalada y que hubiera acabado ya su vida o estuviera a punto de hacerlo. Así que sin pensarlo dos veces, aprovechando las vacaciones de Semana Santa, nos acercamos para realizar una nueva instalación renovando las sondas de medida. La alegría entonces fue tremenda porque la instalación quedó perfecta y lo mejor de todo fue comprobar que la sonda antigua todavía funcionaba, así que conseguimos salvar la serie de datos registrada sin laguna alguna en el registro.

En aquel entonces fue un viaje breve, justo para realizar dicha instalación. Así que nos queda pendiente ahora toda la campaña de aforos y tratar de definir con el menor error posible, la relación entre el nivel del río que marca la estación y el caudal real que fluye. Siendo éste uno de los cometidos de esta expedición, estudiamos con detalle -a lo largo del recorrido del río- el lugar más adecuado para esta campaña de aforos.

Una vez confirmado el lugar nos dedicaremos a explorar primero, los cambios generales del glaciar. Trabajo que sin riesgo alguno, podemos ir realizando nosotros solos, hasta que vayan llegando el resto de expedicionarios. 

  • Una rápida integración en el entorno

Etiquetas:

Compartir:

Comentarios:

Escribe un comentario:

*:
*:
*: