Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

Una especie de válvula de escape: Islandia

Os decía ayer en los comentarios del artículo anterior, que os iba a dar una buena noticia. Me preguntabais sobre la adaptación a la vida del mundo civilizado después de la expedición antártica y os comentaba que es duro. Es siempre duro el regreso. Lo más difícil es adaptarse de nuevo a vivir en un mundo lleno de egoísmos, donde se ha perdido totalmente el trabajo en equipo. Es tan bonita la camaradería…

Lo que nuestra sociedad ha olvidado totalmente es un secreto, que es la clave para ser más feliz. Y es muy sencillo, pero de tan asequible que es, se ha dejado perdido. Se trata simplemente de pensar un poco en los demás, en los que nos rodean, de tratar de hacer a las personas de nuestro entorno felices. El resultado es inmediato, repercute directamente en nosotros y nos hará sentirnos mejor. Y en este ambiente es fácil desarrollar un trabajo en equipo, olvidarse de las individualidades y los egoísmos.

El compañerismo y un buen trabajo en equipo generan mejores resultados, entusiasmo, satisfacción… A través de la solidaridad se expresa la cohesión, y cuanta más coherencia haya, mejor funcionará el equipo.

Pero bueno…, no era esto lo que os iba a contar. Os decía que en medio de esta adaptación al mundo civilizado, tengo una pequeña ayudita que me va a favorecer a esta aclimatación. ¿Sabéis cuál es? ¡Nos vamos a Islandia! Unos poquitos días nada más, pero es una especie de válvula de escape para asimilar el brusco cambio.

¿Qué es lo que ha pasado? Os cuento. Recordáis que a la salida de la Antártida, estuvimos trabajando en la estación de medida que tenemos en Patagonia. Allí descubrimos que tenemos problemas con una de las sondas y decidimos ir en mayo a cambiarla, para no generar lagunas de datos en las series que estamos midiendo.

Bien. Pensando, pensado…, ese equipo de Patagonia es de la misma antigüedad que los que tenemos instalados en Islandia (unos y otros son los que nos quedan más antiguos en las estaciones de GLACKMA). A Islandia pensábamos ir para el año próximo a hacer una reinstalación de los equipos de medida…, pero no queremos correr el riesgo de dejarlo para el próximo año y encontrarnos con la desagradable sorpresa de tener la estación sin funcionar. Queremos hacer todo lo que esté en nuestras manos para no perder la continuidad de las series temporales generadas.

Así que hemos cambiado completamente los planes. En principio iba a ser una primavera tranquila, hasta el verano que saliéramos al Ártico. En mente teníamos poder disponer de tiempo para trabajar con los datos que estamos generando, preparar proyectos… porque necesitamos buscar financiación, y actualizar un montón de quehaceres acumulados durante nuestra ausencia.

De la primavera “tranquilita” nos hemos pasado a una primavera sin un mínimo respiro. Salimos ahora para Islandia (del 6 al 19 de Abril), a principios de mayo tenemos un congreso en Alemania -con los participantes del proyecto Europeo con el que trabajamos en la estación de la Antártida-, y después de mediados de mayo a mediados de junio, regresamos a Patagonia para reponer la sonda que ha dejado de funcionar. ¡Vaya! En un abrir y cerrar de ojos, se acabó la tranquilidad.

Os podéis imaginar que los preparativos en tan poco tiempo –y estando todavía con el cansancio de la campaña antártica- están siendo de locura. La intranquilidad interior aumenta al ver cómo las cosas atrasadas no se van a poder actualizar en los próximos meses, e incluso van a seguir aumentando. Como actualmente sólo tenemos vigente el proyecto europeo que cubre los gastos de la estación de la Antártida, nos toca a nosotros realizar la aportación económica correspondiente a estas salidas de improviso a Islandia y Patagonia. Por si fuera poco, ahora más que nunca que necesitaríamos dedicar tiempo y esfuerzo para buscar financiación, no podemos hacerlo. Nuestra conciencia nos empuja a salir a “arreglar” las estaciones, para no perder la continuidad de estas dos estaciones de medida.

Como veis el panorama que tenemos delante no es el mejor. Pero como ya nos vais conociendo un poco de esta pasada expedición antártica, sabéis que no nos damos por vencido fácilmente. Y de todo, siempre nos gusta quedarnos con lo positivo. Y ¿qué es lo positivo ahora? Que disfrutaremos de nuestra mini-expedición a Islandia y la consideraremos como un pequeño escape para que la adaptación a la civilización sea menos durilla. Visto así, tampoco está tan mal, ¿verdad?

Aunque no tengamos internet, os mantendremos al corriente de lo que hagamos a través del teléfono satelital, y Gildo -el socio de GLACKMA encargado de la comunicación- os irá subiendo al Blog las crónicas. ¡Así que estaremos en contacto!

Llevo un ratito pensando con qué foto os puedo acompañar este artículo. De mi mesa llena de papeles o de mi mente con la inquietud de los trabajos pendientes… no tiene sentido. Se me ha ocurrido que podemos hacer como en el teatro. Vamos a cambiar de escenario, pues pasaremos de hablar de la Antártida a narrar el viaje a Islandia, por lo tanto necesitamos un telón. ¡Sí!, un telón de la naturaleza os voy a dejar. Es el cielo antártico al amanecer, unas horas antes de tener que embarcar en el Lautaro (os acordáis del barco con el que regresamos a Punta Arenas, ¿verdad?). Fue un amanecer espectacular que nos brindó la Antártida como despedida, ¡inolvidable! En aquel momento fue ya una especie de telón, anunciándonos un cambio de escenario. Ahora lo volvemos a utilizar aquí en el Blog.

¡Espero que os guste! Si eso sólo es un trocito de cielo… imaginaros lo espectacular que fue mi último amanecer antártico de esta pasada campaña.

  • Una especie de válvula de escape: Islandia

Etiquetas:

Compartir:

4 comentarios:

  • Por manuela (02/04/2011, a las 17:45)

    ¿Qué tal Carmen?
    He leído el artículo y me he alegrado mucho por vosotros, mañana se lo contaré a los chicos y leeremos el artículo. Va a ser emocionante el viaje a Islandia. Coger fuerza para esta primavera emocionante, besos
    MANUELA

  • Por COLEGIOJOSEHERRERO (03/04/2011, a las 11:48)

    Saludos para todos:
    El viernes leímos en clase tu artículo y debatimos ampliamente sobre la primera parte,
    como decía Paco nos ha servido como una clase de "tutoría"; donde reflexionamos sobre el trabajo en equipo y el compañerismo, que muchas veces nos falta a nosotros también.
    Nos alegramos mucho de vuestra pequeña expedición a Islandia y valoramos el sentido de respensabilidad ante el trabajo.
    Seguiremos en contacto, aprendiendo cosas nuevas y ...
    ¡Siempre apoyando vuestro interesante trabajo!
    Buen viaje
    Hasta pronto

  • Por manuela (04/04/2011, a las 10:22)

    ¡Qué tal aventureros!
    Acabamos de leer el artículo y estamos trabajando sobre Islandia, decimos que es un país que no pertenece a la Unión Europea, con aproximadamente 250.000 habitantes, aproximadamente 2 habitantes por kilómetro cuadrado, es un poco mayor que nuestra comunidad y que su nombre significa "tierra de hielo". Es un antiguo colonia de Dinamarca hasta la segunda guerra mundial, que fue invadida pacíficamente por los Estados Unidos y consiguió su independencia. No tiene ejército. No hay árboles, porque está por encima de la línea arbórea. Está lleno de volcanes y geiseres y su principal recurso es la pesca del bacalado. Tienen seis meses de día y seis meses de noche. Sus principales ciudades son: Reykiavit, Akranes y Akureiri.
    Ha sido un buen repaso a Islandia
    Un fuerte abrazo
    BEATRIZ GALINDO

  • Por GLACKMA ... (04/04/2011, a las 13:55)

    Me alegro muchísimo que la primera parte del artículo os haya valido -como dice Paco- de una clase de tutoría. Es verdad que el mundo, hoy en día, avanza tan rápido y es tan competitivo, que de vez en cuando es necesaria una paradita para reflexionar sobre algunos temas que se nos olvidan. No sabéis cuanto me alegro que mis divagaciones os hayan sido útiles.

    Sobre Islandia no os preocupéis, que aunque sean pocos días, os trataré de ir contando lo fundamental, para que aprendáis un poco más sobre este país tan espectacular.

    Voy a terminar de preparar material para llevar. Después os preparo un artículo para "ir calentando motores" en la nueva expedición.

    Un fuerte abrazo expedicionarios, ¡¡que del Sur viajaréis al Norte!!

Escribe un comentario:

*:
*:
*: