Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

Un mar agitado nos recibe al dejar Islandia

(Cronica recibida por teléfono satelitario) 

Con estos últimos días buscando de nuevo la calma interior termina nuestra estancia en Islandia. Temprano embarcamos en el ferry en el Este de la isla, en Seydisfjördur, para alcanzar en primer lugar las islas Feroe, donde haremos una parada de algunos días antes de continuar rumbo a Dinamarca. Este primer tramo de navegación es de tan sólo 18 horas, pero suficiente para que una apasionada del mar pueda sentirse feliz durante la travesía.

En cuanto abandonamos el fiordo de Seydisfjördur el mar empieza a hacerse presente, avisándonos que nos acompañará durante nuestro viaje. Efectivamente según nos vamos alejando de Islandia, los movimientos del ferry se incrementan hasta ser considerablemente fuertes.

El mar está tremendamente agitado. ¡Me encanta! El sentir esa fuerza, ese poder que tienen las aguas, que son capaces de bambolear a su capricho a este enorme ferry, me hace ser consciente de que cada uno de nosotros somos como pequeñas hormiguitas o incluso menos, como pequeños seres microscópicos en medio de esta inmensidad. Me gusta esa sensación, esa consciencia… me ayuda a comprender que todo es relativo.

Contemplo las gigantescas olas en el mar, observo como el ferry poco a poco va avanzando y siento este movimiento continuo y fuerte en el barco que hace perder el equilibrio. Tras aprenderme de memoria casi cada detalle del entorno más próximo, mi mirada se pierde en el horizonte, allí dónde sólo se ve mar y cielo, cielo y mar, allá como en el infinito. 

Cuando se hace más intenso el movimiento, dejo la cubierta y me tumbo en el camarote. Así echada, estos bamboleos no los considero como tales, sino que los percibo como si se tratase de una cuna que están meciendo y yo fuese una niña pequeña que está tumbada plácidamente en ella. De esta forma percibía cómo Islandia quedaba ya allá lejos, en el pasado. Un pasado que percibía por un lado reciente, pero por otro como un remoto pasado.

Con estos pensamientos deambulando por mi mente, me quedo dormida y a las pocas horas nos avisan de la llegada a las Islas Feroe. Son las 2:00 de la madrugada. Me incorporo y lo primero que me sorprende es la noche. Es de noche de verdad. No se ve nada. Todo negro, oscuro… casi percibo miedo, todavía tengo esa sensación con la que me quedé dormida de ser una niña pequeña acunada y protegida que de repente se despierta en medio de la oscuridad. 

Compartir:

3 comentarios:

  • Por Belen Rodriguez (23/08/2012, a las 13:19)

    La crisis malea especialmente a los amigos de lo ajeno y duele cuando afecta a los que trabajan por lograr fines altruistas con el esfuerzo personal, gracias a la extracción que hacen del jugo de cada monedita ganada a lo largo del año, durmiendo bajo las estrellas y comiendo lo que la cocinilla de campaña permite. Que suerte que fue en Islandia, en otros lugares no quiero pensar el método.... Somos muchos los que os seguimos y apoyamos en silencio, pero he sentido que tenía que escribir para haceros llegar palabras de aliento. El objetivo 3003, vais a tener que cambiarlo por el 6003 para sufragar las pérdidas. ¡ANIMO!, juntos podremos, no estáis solos.

  • Por marquesdevalero (24/08/2012, a las 14:15)

    Después de unos días de vacaciones en los que no he querido que las "máquinas" fueran las protagonistas, reinicio la lectura de vuestro blog.......y la verdad....las noticias del robo que habéis sufrido me han dejado un poco descolocada. Son cosas difíciles de entender ,pero en la inteligencia humana está el asimilarlas y buscarles un fondo positivo. Os envío mucho ánimo. Todo pasa y solo quedará el recuerdo. Saludos desde Béjar. Isabel.

  • Por Alejandro Alvarez Luque (28/08/2012, a las 15:43)

    Aquí estás unos pocos días sin poder seguir el blog y se ventilan las Feroe, se recorren media Europa, solucionan (o al menos lo intentan) el enrevesado asunto de la documentación, lavan, limpian, ordenan y se piran hacia el Ártico. Adolfo y Karmenka, Karmenka y Adolfo, sois inagotables. Vuestros "veraneos" dejan boquiabierto a cualquiera. Que las sondas y sus meigas os sean propicias. Cuidaos mucho, por favor. Y suerte. Y mucho ánimo. (Nos costará estar unos días sin blog pero lo comprendemos. Y como estamos seguros de que luego nos resarciremos...)

Escribe un comentario:

*:
*:
*: