Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

Navegando en un embravecido Drake

(Crónica recibida por el teléfono satelital)

Nada más abandonar las Shetland del Sur y alcanzar el paso del Drake, el mar empezó a hacerse notar. Estaba bravo, pero realmente podría haber estado peor. Siguiendo los consejos de los marineros, lo mejor es tumbarse. Así que eso fue lo que hice. Y, ¿sabéis? Ya van casi para 48 horas de mar embravecida.

Esta última noche estuvo todavía un poco peor. Las cosas en el interior, todas sujetas, para evitar que caigan o se desplacen con los bamboleos del mar. Las olas golpeaban cada poco la ventana del ojo de buey. En la cama tienes incluso que agarrarte, pues hay coletazos que parece que te van a mandar despedido contra la pared del camarote o contra el techo en otras ocasiones.

Antes de embarcar, yo pensaba que iba a pasarme todo el Drake mareada, pero esto de tumbarse, es un buen truco. Así se puede resistir. En todas estas horas de observación, he aprendido a distinguir los movimientos del barco: el cuchareo, el cabeceo y el balanceo. A veces aparecen separados, pero la mayor parte de las ocasiones se muestran juntos, integrados en un resultado único, produciendo una sensación que sólo se siente navegando.

Durante estas horas que así van pasando, se va asimilando poco a poco el final de la expedición a la Antártida. Ahora comenzaremos con una nueva, breve, a Patagonia. Y esta especie de “tiempo muerto” sirve de alguna manera para ir cerrando el pasado y abriendo un nuevo horizonte de trabajo. Así se va dejando atrás una etapa, entresacando de ella todas aquellas vivencias que se llevará uno consigo para siempre. De alguna manera esta navegación sirve de etapa de transición.

Compartir:

2 comentarios:

  • Por manuela (16/02/2011, a las 16:40)

    ¿Qué tal marineros?
    Debe ser horroroso estar tumbado en el barco y sentir todas las oscilaciones del mar, a nosotros nos marearía mucho, dicen todos. Esperamos que lo que os quede de travesía el mar se vaya calmando.
    ¡Suerte!
    Hasta pronto
    BEATRIZ GALINDO

  • Por segundoesolucia (17/02/2011, a las 16:37)

    IES LUCÍA DE MEDRANO
    ¿La sensación de estar tumbada en un barco con el mar embravecido es sólo mala? ¿No te recuerda al cosquilleo en la barriga de las montañas rusas?
    MARÍA SÁNCHEZ E2-2

Escribe un comentario:

*:
*:
*: