Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

Midiendo el caudal del río

Volvemos a hablar de la estación CPE-KG-62ºS, la que hemos reinstalado con las nuevas sondas de medida. Os contaba la otra semana que lo que terminamos generando son series temporales horarias de descarga glaciar. Es decir que cada hora tenemos el valor del caudal del río seleccionado que proviene del hielo que se ha fundido.

Pero no se trata simplemente de instalar una sonda que te da directamente ese valor que buscamos. ¡No!, hay un proceso largo y laborioso detrás. Las sondas nos miden el nivel del río y para poder conocer el caudal tenemos que hacer lo que llamamos una campaña de aforos.

Aforar en un río, significa medir directamente el caudal, pero no os voy a contar todo este laborioso procedimiento. Simplemente quiero que recordéis que hay que llevar a cabo un preciso trabajo de campo, después procesar todos esos datos con herramientas matemáticas y algunos programas informáticos que hemos elaborado para agilizar los cálculos y finalmente obtenemos lo que buscamos, el caudal drenado por el glaciar.

Cuanto mejor sea nuestro trabajo de campo, mejor será el procesado después de los datos, por eso debemos estar concentrados en el trabajo, aunque las condiciones que tenemos no sean las más cómodas, ni las más confortables. Debemos de estar muy pendientes del río, de las variaciones de nivel que experimenta para llevar a cabo nuestros aforos. En este río, con la precisión con la que trabajamos, cada aforo nos lleva unos 35-45 minutos, dependiendo del caudal que haya. Durante todo ese tiempo tenemos que estar midiendo dentro del río, con esa temperatura que lleva el agua que ya sabéis que fluctúa entre 0ºC y 0,6ºC. Además os diré que prácticamente debemos de estar quietos y que en esta zona sopla siempre un fuerte viento que viene encajonado en el cañón del río, y nos hace alcanzar unos valores de sensación térmica algo bajos. Por eso la concentración en el trabajo es fundamental, centrarse en lo que se está haciendo y olvidarse del resto.

Desde que regresamos de Jubany y estamos aquí acampados, no hacemos otra cosa que estar pendientes del río y de los aforos. No hay una hora fija, manda el río y sus variaciones de nivel, tan pronto nos toca por la mañana, por la tarde, a la madrugada, al terminar el día… no podemos tener horarios, el río es el que nos dirige. La ventaja de estar aquí acampados al lado del lugar de trabajo es que podemos estar muy pendientes con facilidad.

Despertarse a la madrugada, salir del saco de dormir y su calorcito, abrir la puerta de la tienda de campaña e ir a mirar cómo está el río, está siendo la tónica general. Cuando después vuelves al saco porque no hay un nuevo valor para poder hacer un aforo… no está mal. Pero muchas de estas ocasiones tienes que de inmediato preparar todo el equipo y meterte en el río a medir. En fin, que como podéis observar estamos centrados en el trabajo y en sacarlo adelante lo mejor posible.

En esta ocasión no os voy a pedir ninguna investigación, sólo quiero que seáis conscientes de que la mayor parte de las veces los mejores logros se consiguen con un gran esfuerzo detrás. Y ¿sabéis también que por lo general después no son muy apreciados, ni valorados? Sin embargo, os puedo asegurar que la tranquilidad que da el trabajo bien hecho es enorme. Y lo último que quiero que no se os olvide nunca, es que la fuerza la tenemos en la mente. Teniendo una mente poderosa se puede alcanzar prácticamente todo lo que uno se proponga, se superan con mucha más facilidad los obstáculos.


  • Midiendo el caudal del río
  • Midiendo el caudal del río
  • Midiendo el caudal del río
  • Midiendo el caudal del río
  • Midiendo el caudal del río

Etiquetas:

Compartir:

4 comentarios:

  • Por manuela (09/02/2011, a las 09:05)

    ¿Qué tal antárticos? o quizá atlántidos, por lo de sumergidos
    Ya vemos que estáis pasados por agua, tiene que estar friísima, aunque tengáis trajes especiales, algo tiene que pasar, y la cara que no la tenéis tapada, se os tiene que quedar helada, qué tal se malduerme en el saco?, SE NOTAN LAS PIEDRAS?, gracias por vuestras explicaciones de todo y los vídeos, ahora sabemos muchísimo de muchas cosas y estamos superinteresados de un campo que apenas sabíamos nada, gracias por vuestras documentaciones
    un abrazo
    beatriz galindo

  • Por COLEGIOJOSEHERRERO (09/02/2011, a las 12:36)

    Saludos desde el José Herrero:
    Acabamos de leer el artículo que habéis publicado, nos ha gustado y tomamos nota para que nos sirva de ejemplo a nosotros también.
    ¡Ánimo en el trabajo!
    Hasta la próxima.

  • Por manuela (09/02/2011, a las 12:16)

    ¿qué tal?
    quería hacer una consulta personal. Estoy estudiando inglés en la E.O.I y tenemos que presentar un tema en inglés y me gustariá presentar este por una parte divulgo vuestro trabajo y por otra ya que sé algo de un tema que no sabía engancho a los demás, esta información hay en algún sitio para traducirla al inglés? gracias
    manuela

  • Por GLACKMA ... (12/02/2011, a las 20:00)

    Hola expedicionarios!!

    Nos alegramos que toméis nota. Os servirá de criterio en el futuro.

    Sobre el frío y el agua… no hay misterio alguno. ¡Sí, se pasa frío! Y a veces, mucho. El traje no es nada especial. Son unas simples botas de pescador, puestas encima de la ropa.

    Sobre la curiosidad de dormir en saco… tranquilos, que os debo un artículo con la vida de campamento. Pero os adelanto, que se duerme y se descansa genial, contra lo que muchos puedan pensar.

    Y sobre utilizar esto para el trabajo en inglés. ¡Perfecto! Ningún inconveniente, al contrario, estamos agradecidos de que pueda ser divulgado en más ámbitos.

    Genial!

Escribe un comentario:

*:
*:
*: