Hemeroteca del clima

Calendario climático del pasado

Las investigaciones para elaborar año a año el calendario climático del pasado, que el hielo glaciar conserva, se iniciaron en la Base Antártica Rusa Vostok durante la década de 1980, dentro del programa PIGA (Programa Internacional de Glaciología Antártica).

Se alcanzó a establecer un calendario de 420.000 años en 1999, ya como proyecto EPICA (European Project for Ice Coring in Antarctica), extrayendo 3,5 kilómetros de testigo continuo de hielo. Se completó dicho calendario en el Domo C de la Antártida, junto a la Base Francesa de Concordia. En 2007 en el Domo F (Base Japonesa Fuji)  se encontró hielo de un millón de años.

Mediante el tratamiento matemático de las series temporales de intervalo anual, aplicando las técnicas de análisis espectral y correlatorio, se han construido las series de datos que reflejan, de momento hasta 800.000 años,  la variación temporal de los contenidos entre otros de CO2 (anhídrido carbónico), CH4 (metano), así como la paleotemperatura.

Se han encontrado los siguientes periodos cálidos desde la época actual hasta el siglo XIX:

  • Hace 128.000 años
  • Hace 238.000 años
  • Hace 324.000 años
  • Hace 400.000 años
  • Hace 465.000 años
  • Hace 510.000 años
  • Hace 610.000 años
  • Hace 700.000 años
  • Hace 780.000 años

Dichos valores muestran la existencia de 9 glaciaciones o periodos fríos, alternados con otros tantos periodos cálidos o interglaciares de más corta duración, cuya cronología aproximada es de reciente a más antiguo.

Características paleoclimáticas

De los datos obtenidos cabe destacar las siguientes características paleoclimáticas:

  • Los contenidos en CO2 y CH4  en la atmósfera son menores en las épocas frías que en las cálidas.
  • Tomando como referencia el CO2, los valores mínimos en periodos fríos son de 180 partes por millón (ppm)  y los valores máximos en periodos cálidos son de 280 ppm  (este valor es válido hasta mediados del siglo XIX).
  • Cada periodo frío se corresponde con un mayor contenido en isótopos pesados  (Deuterio 2H y Oxígeno dieciocho 18O) en el hielo glaciar, y viceversa en los interglaciares.
  • Dentro de los periodos glaciares, cuando el frío alcanza su mayor intensidad, la temperatura media de la Tierra es unos 10ºC más baja que la correspondiente a los valores máximos de los periodos cálidos (interglaciares).
  • El análisis espectral de los registros del hielo antártico demuestra que están sujetos a ciclos climáticos superpuestos, cuya frecuencia de aparición es de 100.000, 41.000, 23.000 y 19.000 años, que corresponden a causas planetarias, siendo las principales las dos primeras:

1- alternancia de la forma de
la órbita de la Tierra  alrededor del Sol, que fluctúa rítmicamente cada 100.000 años de más elíptica a más circular. Cuanto más elíptica,  la Tierra se encontrará más lejos del Sol y por tanto menos radiación solar y más frío.

2- alternancia cada 41.000 años en la inclinación del eje de giro de la Tierra  (ahora en torno a 23º30’) sobre el plano de la eclíptica que contiene al Sol y a los planetas. A mayor inclinación, más sombra en los inviernos polares y más frío.

3- los otros ciclos, de menor efecto, corresponden a la precesión de los equinoccios.

Todos estos ciclos ya fueron predichos por el matemático serbio Milankovich el siglo pasado.

Variaciones del nivel del mar

Cotejando los valores de las series temporales que definen el paleoclima de la Tierra durante el Pleistoceno, con las estimaciones de las variaciones del nivel del mar mediante el uso de organismos marcadores de estas variaciones, se ha constatado lo siguiente:

  • El nivel del mar estuvo 20 metros por encima del nivel actual  durante el último periodo interglaciar (Eemiense), hace 128.000 años.
  • El nivel del mar en el máximo frío de la última glaciación, hace 23.000 años, estuvo 130 metros más bajo que el actual.
  • La fluctuación  del nivel del mar entre el anterior interglaciar y la últimaglaciación ha descendido 150 metros en 105.000 años, alcanzando los 130 metros bajo el actual nivel y volviendo a su nivel actual en los últimos 15.000 años.