Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

El radar para medir el espesor de hielo glaciar

A partir del Año Geofísico Internacional, al final de la década de los cincuenta del siglo XX, el estudio de la Antártida experimentó un impulso grandísimo, incrementándose en gran manera la instalación de Bases Antárticas que potenciaron numerosas líneas de investigación. Éstas precisaban de la implementación de logísticas especiales, entre ellas la aérea, con avionetas dotadas de esquíes para desplazarse sobre el casquete glaciar.
Los accidentes aéreos eran frecuentes… tanto, que en la década de los 80 del siglo XX, algunos científicos empezaron a investigar las causas.
Prestaron especial atención a los accidentes ocurridos en vuelos con excelente visibilidad y expertos pilotos. Encontraron que las catástrofes ocurrían tan solo con algunos tipos de aviones, mientras que con los demás, la incidencia de estrellarse al aterrizar era casi nula. ¿Qué estaba pasando?
La explicación se encontró al comprobar que los aviones siniestrados poseían un radar altimétrico, cuyas bandas de frecuencia eran diferentes de las de aquellos otros aviones que aterrizaban normalmente.
Resulta que a ciertas frecuencias de radar, el hielo es transparente… y los aviones que los usaban, iban a aterrizar en las rocas situadas bajo el hielo. ¡¡Como si el hielo no estuviera allí!!
El problema aéreo se solucionó rápidamente, disminuyendo drásticamente los accidentes aéreos, pero… ¡lo más importante!, desde entonces las bandas de frecuencia de radar a las que el hielo es transparente, se usan para medir los espesores del hielo. Envían señales desde la superficie helada, que son devueltas por la roca de fondo sobre la que el casquete glaciar se apoya y desliza.
Esta técnica geofísica, denominada radioecosonda, es la mejor y más sencilla para estudiar las masas de hielo y su evolución. Su empleo, hace muchos años que ya es habitual.
Y esa técnica de radioecosonda es la que nos ha permitido conocer cómo es la roca de fondo que hay debajo de nuestro casquete glaciar Collins, y por tanto saber cuál es la superficie del casquete que drena en nuestro río seleccionado. De alguna manera es como si estuviéramos viendo a través del hielo.
No hemos sido nosotros los que hemos hecho este trabajo, ha sido un equipo ruso especialista en esta técnica. Este tipo de colaboración entre científicos de diferentes especialidades es la mejor manera de avanzar en la investigación. No es bueno que haya barreras entre los campos de conocimiento, esas las hemos puesto nosotros, los hombres, pero la naturaleza no las tiene. Es siempre positiva la colaboración en todos los sentidos.
Sólo una cosita más os completo hoy. Recordamos que las unidades de caudal de las que hablábamos en el último apartado eran de m3/seg, para expresar los valores de descarga glaciar. Pues bien, no son esas las que utilizamos exactamente, sino que las empleadas son: “m3/seg para cada kilómetro cuadrado de cuenca glaciar“, y llamamos descarga glaciar específica.
Vuestros deberes en este artículo son muy sencillos, sólo quiero que también con vuestras palabras me digáis qué es una unidad específica. Para nosotros, el medir en esa unidad específica de descarga glaciar, nos permite poder comparar glaciares grandes con pequeños y árticos con antárticos. Y es que nosotros medimos en varios glaciares de los dos hemisferios… pero ya os iremos contando todo esto más adelante.
  • El radar para medir el espesor de hielo glaciar
  • El radar para medir el espesor de hielo glaciar
  • El radar para medir el espesor de hielo glaciar

Compartir:

Comentarios:

Escribe un comentario:

*:
*:
*: