Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

Condiciones muy difíciles. El invierno antártico está entrando a toda velocidad

Una vez que descargan mi mochila del Hércules, Roberto -el Capitán- y Alfonso –el Segundo- me llevan hasta Capitanía de Puerto Bahía Fildes. Un rápido saludo a los demás miembros de la dotación y sin más demoras nos ponemos rumbo al glaciar, donde tenemos ubicadas las sondas de nuestra estación de registro de descarga glaciar.



Delante, abriendo el paso va Alfonso en una moto. Detrás me lleva Roberto en la otra. Siempre dos motos por seguridad, tanto más con las condiciones meteorológicas que tenemos hoy y con la distancia que hay que recorrer hasta el glaciar.

Con sólo las 6 horas de luz que hay ahora, esta oscuridad se incrementa los días que como hoy, están completamente cubiertos y con ventisca de nieve. Tengo la sensación de que en todo momento vamos a dejar de ver. En estas condiciones es difícil elegir el lugar por el que avanzar con las motos. El viento es muy fuerte y nos azota con dureza, acompañado de una cellisca helada que nos golpea intensamente.

Las nevadas en las zonas frías son así, partículas muy finitas de nieve seca que van cubriendo todo. Como suelen venir acompañadas de fuertes vientos, como es este el caso, se forman verdaderos remolinos de estos copitos duros de nieve que se van acumulando en algunas zonas más que en otras, según la orografía del terreno. Formándose así los llamados ventisqueros, en los que puedes encontrar varios metros de nieve acumulada.

Con paciencia vamos avanzando. Alfonso y Roberto se manejan muy bien con las motos en estas condiciones. Se han hecho unos verdaderos expertos. Llegamos a una zona en la que el ventisquero es de tal magnitud que nos quedamos con los motos atascadas. Estamos como a mitad de camino. Nos faltan unos 3 kilómetros para llegar a la estación. “Déjanos a nosotros liberándolas y vete avanzando. Si logramos pasar esta zona te alcanzamos por el camino, en caso contrario te recogemos aquí” me dicen. Por precaución antes de salir habíamos cogido unas raquetas, para que en caso de un atasco o dificultad de continuar con las motos, pudiera avanzar yo andando sobre la nieve.

A pesar de las raquetas paso la enorme pendiente llena de nieve con gran dificultad y continúo mi camino a un ritmo bastante más lento del que desearía, debido a la cantidad de nieve que se va acumulando. Ocupada en ir eligiendo el mejor lugar para avanzar, de repente soy consciente que las condiciones meteorológicas han empeorado casi, en un abrir y cerrar de ojos. Lo que decía la predicción para las 17:00 de la tarde, se ha adelantado unas horas y está ya entrando.

Viento mucho más fuerte, más cantidad de nieve, la temperatura por supuesto mucho más baja… En esas condiciones la sensación térmica la debemos tener próxima a los -35ºC. Pero lo peor es la visión, que ya casi es imposible ver nada. “No lo voy a conseguir…, no voy a lograr llegar a la estación y regresar antes de quedarme sin luz”. Preocupada, pero controlando las condiciones externas para saber en qué momento tengo que renunciar a mi intento y comenzar con mi regreso para no quedarme por allí perdida, me parece oír algo… Justo me giro hacia atrás para ver de que se trata y aparecen a mi lado Roberto y Alfonso con las motos. “Sube, conseguimos pasar. Vamos rápido que se está cerrando a toda velocidad”, me dice Roberto. Sonrío y ahora ya tengo la seguridad de que llegaremos hasta la estación.



Efectivamente así es. Os cuento que el cañón en el que instalamos las sondas está irreconocible. Los tubos que protegen a los lectores están cubiertos de hielo. Tras romperlo y apartarlo, logro conectar primero una sonda y después la otra con la agenda PDA, pero con bastante dificultad en estas duras condiciones. No es nada sencillo. En medio de esta maniobra se oye el ruido del Hércules al despegar. Adelantó su salida debido a las malas condiciones meteorológicas que han entrado para evitar quedar bloqueado en el aeropuerto. “Crucemos los dedos y esperemos que mañana entre otro vuelo para poder regresar a Punta Arenas”.



Tras tener los datos en mi poder y dejar de nuevo las sondas en marcha, en la Base Uruguaya Artigas que queda próxima al lugar de trabajo, tomamos algo caliente para reaccionar del frío y poder emprender el camino de regreso. Longino, el jefe de Base y el resto de la dotación de Artigas, se llevan una verdadera sorpresa al verme de nuevo por estas tierras antárticas.

Sin muchas demoras regresamos, nos queda de nuevo todo el camino por recorrer hasta llegar a Bahía Fildes y las condiciones son cada vez más difíciles. Logramos llegar anocheciendo ya, apenas son las 14:30… ¡Sí, se me hace extraño tan pocas horas de luz! Recogidas las motos en el hangar, no tengo palabras para agradecerles el apoyo que me han dado.

  • Condiciones muy difíciles. El invierno antártico está entrando a toda velocidad
  • Condiciones muy difíciles. El invierno antártico está entrando a toda velocidad
  • Condiciones muy difíciles. El invierno antártico está entrando a toda velocidad
  • Condiciones muy difíciles. El invierno antártico está entrando a toda velocidad
  • Condiciones muy difíciles. El invierno antártico está entrando a toda velocidad

Etiquetas:

Compartir:

3 comentarios:

  • Por COLEGIOJOSEHERRERO (08/06/2011, a las 18:10)

    ¡Lo has conseguido, enhorabuena! porque trabajar en esas condiciones debe ser durísimo; por cierto, está claro que se valora mucho vuestro trabajo por allí y contáis con buena gente que os ayuda en los momentos más complicados.Estas historias solo puede tener un final feliz y esperemos que mañana amaine el temporal y puedas salir de allí.
    Por cierto no hemos vuelto a saber nada de Adolfo y del resto de equipo ¿ Consiguieron salir de Punta Arenas o las cenizas del volcán se lo impidieron?.
    Esperemos que hayan conseguido llegar a España y Adolfo esté acabando de recuperarse.
    Buena suerte y un beso muy fuerte de tus expedicionarios del José Herrero.

  • Por manuela (08/06/2011, a las 21:38)

    ¿Qué tal chicos?
    Julio Verne a vuestro lado se queda corto. Son unas auténticas aventuras y experiencias inolvidables las que pasais. Pero siempre con final feliz. Nos han gustado mucho las motos. Qué tiempo tan frío, nos choca con nuestro inicio del verano. Muchos besos y suerte con todo
    BEATRIZ GALINDO

  • Por GLACKMA ... (09/06/2011, a las 01:37)

    ¡Hola!
    Gaby y Pepe llegaron a España sin retrasos en sus vuelos. No les afectó la nube de cenizas volcánicas.
    Adolfo está completamente recuperado. Ha sido muy rápido.

    Como por el canal de Facebook de GLACKMA habíamos hablado de todo esto, no escribí aquí nada al respecto. Haceros fans nuestros y estaréis informados de todo: http://www.facebook.com/glackma

Escribe un comentario:

*:
*:
*: