Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

Complicaciones en el glaciar

(Crónica recibida por teléfono satelitario)

Parece que el sol que nos ha acompañado durante tantos días decide abandonarnos y pasar el relevo a la lluvia. ¡Vaya!, y encima ahora que nos tocan las exploraciones en el glaciar.

El equipo completo de los de Al Filo, Emilio, Tato, Gaby, Adolfo y yo, nos ponemos en ruta a nuestro glaciar. Entre todos llevamos repartido el material que nos hace falta para la jornada de grabación en las exploraciones que realizaremos hoy en el glaciar.

La niebla, la lluvia continua y el viento que nos azota sin cesar, dificultan con creces el trabajo. El frío provocado por la mojadura continua se combate con la actividad física. Por eso se agradece ponerse en ruta y andar, llegar al hielo y buscar moulins sobre el mismo, esos pozos verticales que conducen el agua de fusión de la superficie del glaciar al interior del mismo.

Comienzan nuestras exploraciones para entrar directamente en las entrañas del glaciar, observarlo de cerca, analizar cómo el agua que penetra en el interior genera cuevas en su interior. Cavernas en hielo por las que circulan ríos plagados de meandros, cada vez más estrechos, haciendo imposible que podamos seguir por su interior.

El calor generado por este agua que circula en los conductos en el interior del glaciar, se transforma en fundir más hielo a su alrededor. De esta manera los conductos se van ampliando y el proceso de fusión glaciar se va incrementando. Este es un fenómeno propio del criokarst, es decir el karst en hielo, la generación de cuevas en los glaciares.

Es una gran diferencia con las cuevas en roca, ya que en ellas si medís la temperatura del agua del río que las genera a la entrada de la misma y al final de su recorrido por la cueva, encontraréis que es más elevada al finalizar el trayecto por el interior de la cueva. En el caso del hielo, la temperatura del agua en el interior de los conductos está siempre a 0ºC. No aumenta a lo largo de su recorrido por el interior de las cuevas en hielo, ese calor se transforma en fundir más hielo del conducto. Por eso la temperatura del agua se mantiene constante y el conducto del hielo se va ensanchando.

Si la exploración es complicada en estas condiciones de lluvia y viento, imaginaros los profesionales que están con las cámaras tratando de grabar todo esto. Tienen además que “pelear” contra las gotas de lluvias que se empeñan una y otra vez en quedarse pegadas a los objetivos de las cámaras. Me sorprende muy positivamente cómo a pesar de todas estas dificultades, no detienen el rodaje. Continúan con su trabajo, que logran sacar adelante gracias al equipo humano. 

  • Entrando en el glaciar Kviarjökull
  • Aproximación a un moulin y listos para grabar
  • Adolfo asegura a Karmenka
  • Explorando en el glaciar
  • En el interior del glaciar
  • Adolfo, Toñín, Patricia y Emilio
  • Rodando

Etiquetas:

Compartir:

Comentarios:

Escribe un comentario:

*:
*:
*: