Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • 23/07/2013

    4 comentarios

    La pesadilla de Ecotrail, Murias de Paredes

    ¿Sabéis lo que es despertarse de una pesadilla? Te mueves entre el sueño y la realidad, dudas de qué es verdad y qué no… Sólo deseas que se detenga, que acabe pronto.

    Así nos sentimos este fin de semana en el evento al que habíamos acudido con tanta ilusión. Una buena idea que prometía, pero que falló debido a una organización que brilló por su ausencia.

    El compromiso que anunciaron de solidaridad con GLACKMA, colaborando con una donación de parte de las inscripciones del evento, no lo cumplieron…

    Fallo tras fallo, querías no ver la realidad, pensar que sería el último error cometido, pero éstos continuaban encadenándose uno tras otro. ¡Una verdadera pena! Desatención total, falta de respeto y malos modales… En fin, ¡para olvidar!

    Sin embargo, acostumbrados siempre a buscar lo positivo, estamos convencidos de que hemos sido recompensados con creces. ¿Por qué? Dos son los motivos que nos llevan a esta conclusión. Por un lado el apoyo continuo de Susana y Ángel –voluntarios de GLACKMA que acudieron a acompañarnos- nos ayudaba a olvidar, al instante, cada punto negativo que iba apareciendo. Y por otro, tuvimos una… ¡¡fabulosa sorpresa!!

    Vino a vernos la pequeña Deva de 10 añitos, acompañada de su madre y una amiguita. Hace poco más de un año que nos conoció en la conferencia que impartimos en La Robla. Allí al escucharnos decidió renunciar a una colección de cromos y emplear esa paga para afiliarse a GLACKMA. ¡Emocionante sorpresa y tremendo regalo tener su compañía de nuevo! Su carita sonriente, sus ojos bien abiertos para empaparse de todo, fueron una continua fuente de energía en medio de la pesadilla. Todo un ejemplo para muchos adultos. Está claro que para tener un futuro mejor, hay que trabajar con los más jóvenes.

    Etiquetas:

  • ¡¡Fantástica visita sopresa!!

    Es gratificante encontrarse de nuevo con jóvenes expedicionarios. Fueron unos minutos que me supieron a gloria… y a ellos –por lo que se dibujaba en sus caras- también.

    La gran organizadora: Isabel, la profesora del grupo del Marqués de Valero de Béjar. No habían podido asisitir a la presentación que tuvimos en su día con todos los expedicionarios en Salamanca e Isabel, siendo consciente de la enorme ilusión que suponía para los pequeños conocerme “al natural” sin pantallas de ordenador o televisión por medio,  aprovecha un viaje a Valladolid para preparar el encuentro. Ya de regreso a Béjar, después de una jornada llena de emociones en Las Cortes de Castilla y León en Valladolid, una paradita de unos minutos para estirar las piernas en Salamanca y… todo preparado: ¡aparece Karmenka! Sus caras según me iban descubriendo reflejaban que mereció la pena la sorpresa.

    Les acompañaba en el viaje, otro aventurero, José Guillermo Yepes, con quien habían presentado su propuesta en Las Cortes. Lleva años realizando recorridos por el mundo en bicicleta, de forma solidaria para ayudar a cientos de niños. A finales de junio emprende una nueva ruta solidaria con destino Bali. ¡Suerte amigo Yepes!

    Gracias Isabel por la organización de esta breve, pero inolvidable visita sorpresa.

    • Marques de Valero

    Etiquetas: