Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • Vuelo a Punta Arenas, la puerta antártica chilena

    Han sido unas últimas jornadas largas y pesadas por el viaje tan largo dentro del avión, pero todo ha ido bien. El primer vuelo es realmente pesado, prácticamente 14 horas que unidas a las horas de espera en el aeropuerto antes de salir, se hacen casi inacabables. Lo peor es el escaso espacio que queda en el asiento con las piernas encogidas durante tanto tiempo. Lo bueno es el cansancio acumulado de los últimos días con todos los preparativos, pues uno se duerme en cualquier lugar. Yo creo que hubiera sido capaz de quedarme dormida incluso enrollada en una caja… Llegamos así a Santiago de Chile.

    Aprovechamos para estirar un poco las piernas en el aeropuerto, donde nos toca una espera inicial de 5 horas, que termina siendo otra más, pero ya dentro del avión pues estuvieron cargando el oxígeno, que al parecer no estaba listo. Emprendemos por fin el vuelo a Punta Arenas, al sur de Chile. Aunque este salto es ya más corto, apenas llega a las 5 horas, no sé cómo sentarme en el asiento. Tengo unas tremendas ganas de llegar y tumbarme estirada…

    En este último vuelo, el trayecto se realiza siguiendo la Cordillera Andina de norte a sur en su último tramo. A unos 1000 kilómetros al sur de Santiago comienzan a aparecer una numerosa serie de conos volcánicos que se extienden hasta las proximidades de Puerto Montt. Entre ellos destacan por su actividad reciente los del sistema Puyehue y Cordón Caulle.

    Este último entró en erupción el pasado 4 de junio, poco antes de nuestra vuelta de la última expedición invernal de la Antártida. En aquella ocasión no pudimos verlo al sobrevolar la zona, ya que el avión voló muy bajo -a tan sólo 2700 metros de altitud- y por la costa desde Punta Arenas a Santiago de Chile para evitar las cenizas. La pluma de la erupción se desarrolló exclusivamente hacia el Este, es decir, sin afectar apenas a los vuelos en territorio chileno, pero generando un gran caos en el espacio aéreo del sur de Argentina, especialmente en el entorno de Barriloche. El motivo de esta dirección predominante hacia el Este, se debe a que una de las Corrientes de Chorro Oeste-Este del Hemisferio Sur se ubica en estas latitudes.

    Os decía que en aquella ocasión no pudimos ver la erupción, pero ahora… ¡sí!, hemos tenido esa suerte. Y es que desde entonces, está todavía activo. Ahora sobrevolando a 11300 metros de altitud hemos visto el penacho de ceniza y piroclastos que arroja el volcán. Ahí os he preparado un pequeño vídeo para que lo veáis también vosotros.



    Pero no todo es perfecto… con ilusión esperaba poder contemplar el Campo de Hielo según avanzábamos al sur, pero las nubes poco a poco fueron cubriendo todo hasta que una densa capa nos hizo imposible ver nada. Lo dejo pendiente, a ver si a nuestro regreso está despejado y os puedo hacer un pequeñito vídeo de esa bonita parte del Hielo Patagónico Norte y Sur.

    En este seguimiento que nos hacéis en esta ocasión, la estrategia de trabajo para vosotros va a ser un poco diferente del curso pasado. ¿En qué sentido?  Es sobre los trabajos que os voy encargando. Habrá uno más completo cada quincena, de manera que tengáis dos semanas para poder realizarlo con tiempo y os salga muy bien. Yo os avisaré claramente y sabréis que se trata de un trabajo quincenal con toda claridad, no os preocupéis. A parte de eso y como vi el curso pasado, que os gusta que os vaya haciendo pequeños encargos, así lo haré. De manera que os iré orientando con breves cuestiones complementarias a los textos que os escribo para ayudaros a su compresión total. Y por supuesto, os queda siempre abierto el escribirnos y saludarnos, hacernos cualquier observación, contarnos lo que vais haciendo, cómo vais siguiendo el blog… A partir de ahora, estando lejos de nuestro país, todos esos comentarios nos ayudan a seguir con nuestra misión y nos alegran la jornada.

    Para que empecéis calentando motores, os encargo dos cosillas muy sencillas, que con vuestras propias palabras me digáis que es la Corriente del Chorro y que son los piroclastos.

    Etiquetas:

  • Islandia, un verdadero contraste entre el hielo y fuego

    Estamos en el aeropuerto de Ámsterdam en Holanda, a la espera de nuestro siguiente vuelo que nos llevará hasta Reykiavik. Aprovecho estas horas de espera para hablaros un poco de Islandia, este país tan peculiar. Vamos a ver porqué.

    Es una especie de enorme meseta con una altitud media de 500 metros. Una gran cantidad de fiordos recortan su costa, sobre todo al noroeste. Pero, ¿qué es lo que hace que Islandia sea tan especial? Esta isla se encuentra entre la  separación de las placas tectónicas Euroasiática y Norteamericana, en lo que se llama rift. En concreto, forma parte de la llamada Dorsal Mesoatlántica, que es la cordillera a lo largo de la cual la corteza oceánica se forma y se propaga. Además la isla se ubica sobre una gigantesca caldera magmática, donde se va acumulando el magma bajo la corteza terrestre. Es por tanto una isla de origen volcánico y hay una alta actividad geológica. Por otro lado, debido a la latitud elevada, tiene una gran extensión cubierta por glaciares, en concreto el 12% de la totalidad de la isla. ¿Os imagináis los efectos tan brutales que se producen cuando se enfrentan los dos elementos: fuego y hielo? Os hablaré de ello alguno de estos días.



    Este rift o separación de las dos placas continentales cruza a Islandia de suroeste a noreste. ¿Sabéis que se separa 3,5 centímetros al año? Muy significativo y asociado al rift son los volcanes activos que hay. En Islandia tiene lugar una erupción volcánica como media, cada cuatro años. La última, la del Eyjafjalla la primavera del año pasado.

    Los volcanes más importantes son el Hekla con 1477 metros de altitud y Laki. Este último es el volcán de fisura más largo del mundo, tiene 25 kilómetros de longitud y más de cien cráteres.



    En el interior de Islandia hay grandes extensiones desérticas de basalto, de coladas de lavas petrificadas procedentes de diferentes erupciones, de cenizas y en general de todo tipo de rocas volcánicas. Podéis observar todos estos elementos en estas fotos que os dejo: subiendo al Hekla veis la cantidad de cenizas volcánicas que cubren todo, en la panorámica de Laki comprobáis como se pierde la vista con esta extensión kilométrica del volcán de fisura, y en la de detalle observáis cómo son las coladas de lava. Fijaros que aquí todo es… podríamos decir que “a lo grande”. Iros acostumbrando a eso por estas tierras.





    Os hablaba más arriba sobre la latitud elevada de este país. Fijaros que la parte más septentrional de la isla, casi toca el Círculo Polar Ártico que es el paralelo ubicado a latitud 66º 33’ N. En verano, en latitudes superiores a dicho paralelo hay luz durante las 24 horas del día… luego en invierno noche durante las 24 horas. De alguna manera se dice que la duración del día es de 6 meses y la de la noche otros tantos. Aquí, como prácticamente alcanzamos dicho círculo Polar, no son 24 horas con luz, pero casi. Eso es en verano, ahora estamos en la primavera, así que tendremos algunas horas de noche, ya que estamos en el cambio de la noche casi completa al día total.
    • Islandia, un verdadero contraste entre el hielo y fuego
    • Islandia, un verdadero contraste entre el hielo y fuego
    • Islandia, un verdadero contraste entre el hielo y fuego
    • Islandia, un verdadero contraste entre el hielo y fuego

    Etiquetas: