Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • Por el desierto y las sierras de la Precordillera

    Lupica a 3000  metros de altitud

    Haber aguantado en el Altiplano, ya en plena Cordillera, a pesar del soroche que por primera vez tuve que soportar, nos permitió sacar adelante el mínimo de los objetivos que veníamos a cubrir.

    Tras ese esfuerzo personal acompañado de la recompensa del trabajo cumplido, realizamos un hermoso recorrido por el desierto y las sierras de la Precordillera, sin superar ya los 3.700 metros de altitud…  “¡Fácil ya para esta débil Karmenka!”, es lo primero que se me viene a la mente al escribiros estas líneas.

    Pasamos por unos parajes y pequeños poblados de una gran belleza. Me llamó mucho la atención la Central Hidroeléctrica del pequeño poblado Chapiquiña. Me resultó original dicha central pues ubicada a 3.317 metros de altitud, recibe el agua del río Lauca, que llega a ella de una cota superior, pues viene del Altiplano a 4.300 metros de altitud. De esta manera y con una ingeniosa red de canales, llevan el agua a lo largo de todo el valle que convierten en fértil en medio de un verdadero desierto de precordillera.

    Avanzando por la pista alcanzamos un pueblito de unos 150 habitantes con el nombre de Belén, que es el único del altiplano fundado por españoles. Se instalaron aquí hacia 1.625, como lugar estratégico entre la ruta de Arica a Potosí, atraídos por el excelente clima que tiene, a pesar de los 3.240 metros de altitud.      

    Otros poblados que encontramos a lo largo de nuestro recorrido fueron Lupica, Saxamar, Tignamar, Codpa… Todos ellos con impresionantes huertas en su entorno, siempre en contraste con el desierto de precordillera que los rodea. Aprovechan siempre el agua de algún río mediante ingeniosos canales. ¿Sabéis? He estado haciendo unas cuantas grabaciones, narrándoos y mostrando lo más significativo de cada uno de ellos, de manera que cuando llegue a España y el estresante mundo moderno me deje un ratito, os iré preparando vídeos de todos estos lugares.

    ¡Ya veréis!, entre todo lo que me queda por contaros de la Antártida y mostraros de esta zona tan curiosa del Norte de Chile, vamos a estar en contacto durante unas cuantas semanas más. Siempre que os apetezca seguir en este mundo virtual de expediciones que hemos creado. ¡Claro está!    

    Ver galería

    Etiquetas:

  • Un diminuto personajillo emprende una nueva aventura

    Karmenka y Adolfo en el puerto de Punta Arenas

    Un par de días en Punta Arenas bastan para organizar una nueva exploración. Será breve, pero no por ello dejará de ser una nueva andanza gracias a la cual, un diminuto personajillo que anda perdido por estas tierras del sur, consiga esa aclimatación que dentro de poco le hará falta para meterse de lleno en el mundo civilizado, en ese mundo alocado y que a toda velocidad avanza continuamente estresado.

    Nuestro viaje de regreso a España empieza el 24 de enero en la madrugada chilena y hasta entonces, con este adelanto de la salida de la Antártida, nos queda una semana que hay que aprovechar. ¿Sabéis? Nuestro inicial regreso a España estaba fijado para mitad de febrero, pero durante estos meses se han sucedido una serie de acontecimientos en cuanto a logística antártica y cambios de vuelos de las líneas regulares se refieren, que terminaron fijando nuestra llegada a España para el 25 de enero.

    Si ya ese adelanto de medio mes me parecía precipitado, os podéis imaginar los cambios de esta última semana lo que han supuesto para este personajillo. Pero bueno, otra cosa no, pero adaptados a los cambios y a los imprevistos estamos, pues trabajando en zonas polares es una de las cosas que están más a la orden del día.

    En cuanto tuvimos que dejar el Continente Blanco, lo primero que se nos vino a la mente fue tratar de resolver algo que tenemos pendiente desde hace prácticamente un año, cuando en febrero del año pasado salíamos de la Antártida en el barco chileno Lautaro. En ese viaje, al pasar entre los canales vimos un glaciar, el Contramaestre, que es firme candidato para que GLACKMA llegue a instalar una nueva estación de medida de descarga glaciar.

    Nos hace falta realizar en primer lugar una expedición exploratoria, para reconocer el glaciar y ver si de verdad es posible que trabajemos en él. Pensamos que ahora en esta semana podríamos intentarlo, pero no ha sido así. Falta hacer la batimetría del entorno para estudiar las posibilidades del desembarco en el lugar y falta conseguir la logística para ello. Con más tiempo a lo mejor hubiéramos logrado algo, pero así de la noche a la mañana, totalmente imposible.

    Pero como experimentados exploradores polares nunca establecemos un único plan. Simultáneamente y ya por costumbre, tenemos siempre el plan A, el B, el C… y así una larga fila. De manera que si falla uno se activa el siguiente y si este también lo hace, automáticamente entra otro y así sucesivamente.

    Restructuramos los planes comiendo en el restaurante Asturias. Este lugar nos gusta, es muy acogedor, tiene una preciosa arquitectura cuidando cada detalle. El dueño es amigo nuestro ya de hace años y de hecho siguiendo el Blog sabe en qué parte del mundo andamos y cuándo nos va a ver por su restaurante comiendo. Encontrarse con sangre asturiana aquí a estas latitudes es para esta asturiana que escribe una gran alegría.

    Bueno, que me he despistado con mi tierrina, ¿cuál es nuestro plan para esta semana de espera hasta viajar a España? Esta madrugada volaremos rumbo al norte de Chile a la Región de Arica y Parinacota. Haremos un recorrido en un todoterreno por el altiplano chileno, donde estudiaremos el permafrost y las nieves perpetuas, moviéndonos entre altitudes de 5000 y 6000 metros.

    Os llevaremos de nuevo virtualmente con nosotros en esta nueva aventura, os mantendremos informados con ayuda del teléfono satelital, que será el único medio de comunicación del que dispongamos por allí. ¿Queréis acompañar a este diminuto personajillo en esta nueva aventura? ¡Estáis todos invitados!  

    Ver galería

    Etiquetas: