Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • Inolvidable regalo en la conferencia de La Zubia en Granada

    Como siempre, escribo porque siento algo dentro de mí que me empuja a hacerlo. Es una necesidad de expresar con palabras los sentimientos que rondan mi mente. Y como siempre, este artículo va para todos los que queráis leerlo, pero en especial os lo dedico con mucho cariño a vosotros, los que me habéis acompañado en la inolvidable conferencia de La Zubia en Granada, inaugurando esas jornadas tan especiales sobre “Mujer y Medio Ambiente”.

    La charla y lo que allí conté, no lo voy a escribir ahora. No, no se trata de eso. Ni siquiera de describir cómo fue, ni qué pasó, pues todo eso lo vivimos juntos. Quiero simplemente compartir con vosotros las sensaciones tan hermosas que me habéis regalado.

    Desde el minuto uno sentí una conexión especial con vosotros. Me fijaba en vuestras caras, percibía que lo que contaba os llegaba, os gustaba. Viajasteis conmigo durante la hora que duró la conferencia, sin rechistar aguantéis el frío glaciar, os maravillasteis de la belleza de las zonas polares, quedasteis hechizados con ese azul indescriptible del hielo en el interior de los glaciares, percibía vuestros ánimos cuando os hablaba de los momentos duros, fuisteis testigos de cómo hay que perseguir los sueños que cada uno tiene, de hacerlos realidad. En ese viaje que realizamos juntos, sentí un fluir de energía en el ambiente que es muy difícil de describir. Soy consciente de que el resultado fue hermoso, y lo conseguimos juntos: todos vosotros y yo.

    Vuestro aplauso infinito en la forma y en tiempo, me acarició el alma… No sabéis de qué manera, no os imagináis qué esfuerzo para contener las consecuencias de la emoción que me invadía y poder tener voz para despedirme. Vuestra apreciación que me repetíais unos y otros al finalizar, se ha quedado grabada en mi interior: “Es un paquete completo de conferencia: ciencia, aventura, deporte, investigación, exploración, filosofía de la vida, torrente de valores personales… y además humilde, risueña y con una gran capacidad de transmitir”. Yo, que soy consciente de ser un diminuto personajillo, me sentí súper halagada por todo eso que percibisteis.

    Al día siguiente, haciendo el viaje de regreso en las diferentes combinaciones de autobús, tren y autobús, tuve tiempo de continuar asimilando lo vivido. A modo de metáfora para poder expresarme más fácilmente, os diré que mi impresión es la de haberme sumergido en las aguas de un mar especial, de ser mecida plácidamente por las olas y relajada por torrentes de burbujas generadas al deshacerse esas olas.

    Pero no solo eso. Soy consciente de que en mi interior ha quedado guardada una especie de luz concentrada sanadora, que sé que la podré utilizar como bálsamo en esos momentos complicados, en esas ocasiones que tan difíciles son de superar y en las que llegas a pensar incluso en tirar la toalla. Lo sé. Me habéis entregado una esencia concentrada colmada de energía para cuando sea necesario aliviar, consolar y calmar.

    Imposible agradeceros ese regalo tan especial. Os debo una… Tendré que volver…

    Para los que no estuvisteis os dejo unas fotos con las que podéis tener unas pocas pinceladas del cuadro. Aparecen en ellas también dos personas claves que hicieron esto posible: Ana y Jaime. Este último es el presidente de la Asociación cultural y deportiva “Al borde de lo inconcebible”. Enhorabuena amigos, mantener una asociación tan viva y activa durante tanto tiempo, no es fácil. ¡¡A seguir adelante!!

    Ver galería

    Etiquetas:

  • Enorme satisfacción tras las conferencias

    Nuestra gira de conferencias de la semana pasada ha ido estupendamente. Voy a ver si soy capaz de transmitiros mis buenas sensaciones. Ya me diréis si consigo comunicar un poco mis percepciones.

    Comenzamos en Granada, en el majestuoso auditórium del Parque de las Ciencias. Nada más ver el lugar, la enorme pantalla, casi me quedo paralizada. Me invaden algunas inquietudes, ¿acudirá gente?, ¿sabremos transmitir lo que queremos?, ¿lo entenderán?, ¿les gustará?, ¿les llegará?...

    Todavía con la enorme sala vacía comenzamos a probar el equipo y dejarlo a punto. Está todo listo y funcionando, observo las butacas, me siento en alguna para contemplar cómo se ve la presentación. Impresionantes las fotos y los videos en esta magnífica pantalla y con el espectacular sonido. Por un momento mi mente piensa que le apetece más estar de público, sentada cómodamente disfrutando con la conferencia.



    Empiezan a entrar los espectadores y los sitios poco a poco se van llenando. Según supimos al terminar, fue una de las conferencias que con más aforo han contado. La gente entra, te mira, se van colocando, los miras… en general, muy en general, sin posar la vista en nadie en particular, como si vieras desenfocado y sólo percibes que poco a poco se va llenando el lugar.

    Presentación de Ana, afiliada de GLACKMA en Granada, que no sólo se ha encargado de la organización sino que ha conseguido convocar a toda esta gente. Después una introducción de Gildo, que ya lo conocéis del Blog, es nuestro socio de GLACKMA encargado de la Comunicación y Relaciones Institucionales.

    Todo listo, comienza la conferencia. Adolfo y yo nos vamos intercalando en las intervenciones a lo largo de la presentación. Pasan sólo unos minutos y empiezo a notar en las miradas de la gente, que ya no son desconocidos para nosotros, ni nosotros para ellos. Nos escuchan, no como a unos científicos aventureros cualesquiera, sino como a Adolfo y Karmenka. Sus miradas se cruzan con las nuestras pero ahora con una cierta complicidad… Les está gustando. Anima percibir eso y estimula todavía más al hablar.

    Terminamos, se nos alargó bastante, pero la gente no se mueve… Eso es buena señal. Aplausos y aplausos, vuelve a intervenir Gildo para explicar a la gente qué es GLACKMA como Asociación, cómo funcionamos, qué buscamos, cuál es nuestra estrategia... Después una ronda de preguntas y tenemos que terminar porque van a cerrar ya el lugar.

    Nos vamos a tomar algo con toda la gente del público que quiere unirse y así seguimos aclarando sus dudas, sus curiosidades…



    ¿Qué os puedo contar de las otras dos conferencias en las Casas del Parque de Hoyos del Espino y de Guisando? Más de lo mismo, además aquí con un entorno espectacular, la magnífica Sierra de Gredos.



    Un público muy peculiar, gente que le gusta la montaña, la naturaleza, el campo… Es gente con una sensibilidad especial y se nota… Así resulta muy fácil transmitir lo que hacemos.

    El posible cansancio físico de dar una conferencia tras otra, un día y otro y otro, de los desplazamientos entre los lugares, queda totalmente olvidado con el acúmulo de sensaciones tan positivas al haber percibido que hemos llegado a la gente, a su interior. Nos alienta a continuar con esta campaña de divulgación y concienciación que estamos realizando.

    Voy a dejar aquí el artículo por hoy, para no hacéroslo demasiado pesado, pero tiene una segunda parte a nivel de sensaciones, que os la narro otro día.

    • Enorme satisfacción tras las conferencias
    • Enorme satisfacción tras las conferencias
    • Enorme satisfacción tras las conferencias
    • Enorme satisfacción tras las conferencias

    Etiquetas: