Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • Visita sorpresa a los expedicionarios del colegio La Antigua en Béjar

    Expedicionarios de Cuarto de La Antigua con Karmenka II

    Miércoles 4 de abril, último día de actividades escolares antes de empezar con las vacaciones de Semana Santa. Son las 12:30 y los niños del CEIP La Antigua en Béjar terminan el recreo. Están en el parquecito que tienen próximo al colegio. Regresan con sus profesores a continuar con las últimas clases antes de las vacaciones. Pero hay un grupo, los de Cuarto, que se quedan en el parque. Todo está coordinado.

    Su profesora, Isabel, sale a mi encuentro a la entrada del parque, nos presentamos y saludamos… pareciera que nos conocemos de toda la vida. Los expedicionarios no saben nada de esta visita… ¡Claro!, es una sorpresa especial para ellos. Charlando nos acercamos poco a poco a la pista, donde se encuentran jugando. “¿Me conocerán?”, le pregunto a Isabel… “Yo creo que no, de las fotos a la realidad y aquí en otro ambiente completamente diferente tiene que haber mucha diferencia”, continúo yo contestando a mi propia pregunta. “Vamos a ver, vamos a ver qué pasa”, me dice ella.

    Veo el grupito jugando, prácticamente juntos, salvo uno de ellos que está en este momento atándose una zapatilla, arrodillado en el suelo. Es Vicente, levanta su cabeza, nos mira, me ve… y no hay duda, me reconoce. Una enorme y sincera sonrisa se le dibuja en la cara. Casi inmediatamente, del grupo se oye una voz de sorpresa: “¡Mirad quién ha venido!”, y en seguida se oyen más voces: “Karmenka, es Karmenka”. Sus sonrisas, sus caras, reflejan que les ha gustado la sorpresa que Isabel les ha preparado para el último día.

    Hablamos en el patio un poquito, nos hacemos alguna foto al lado de la muralla y bajo un cerezo. Los expedicionarios juegan tirando a lo alto los pétalos de las flores del cerezo, que ya están en el suelo, imitando a la nieve cayendo en la Antártida.

    Vamos después al colegio, que es pequeñito, pero está muy bien preparado. Con Isabel hago un recorrido por las clases, saludando a todos los escolares y hablando un poquito con cada grupo. Después los expedicionarios de Cuarto, me enseñan su aula. Ahí tienen en la pared, un póster que han preparado con la actividad “Ven a la Antártida” y una tal “Karmenka” que viaja de Polo a Polo… ¡Qué ilusión me hace!

    Hablamos, me cuentan cosas, me preguntan, les pregunto… Han aprendido un montón con esta expedición virtual. Es un grupo encantador. ¡Qué ilusión más enorme tienen! Se me pasa volando el tiempo que estoy con ellos, hasta que llega su momento de inicio de las vacaciones. Salen algunos corriendo, felices, con ganas de empezar estos días de descanso…

    “Adiós Karmenka” me dicen mientras salen… y algunos de ellos se me aproximan y me sorprenden muy agradablemente sus comentarios, sus preguntas, sus observaciones:

    -       “¿Qué significa “Criokarst” que aparece en GLACKMA?”

    -       “¿Sabes Karmenka? Eres todavía mucho más guapa en realidad que en las fotos.”

    -       “Gracias por venir a vernos Karmenka”

    -       “¿Cuándo vas a volver a La Antigua a visitarnos?“

    Me despido de Isabel y regreso a casa llena de una gran alegría que me han transmitido los expedicionarios de Cuarto de La Antigua. ¡Cuánta ilusión, cuánta alegría, cuánta sinceridad, cuánta frescura!... Ojalá no las pierdan nunca, que al crecer sean capaces de conservar estos valores siempre con ellos. Continúo con mis reflexiones y me doy cuenta de la labor tan importante que los profesores pueden hacer con los niños en estas edades. 

    Ver galería

    Etiquetas: