Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • Mientras me ubico… os dejo unos videos de la caminata por el Paine

    En Salamanca. Atontada, desubicada…

    ¿Sabéis cómo me siento? Como si fuera un personajillo de un libro de aventuras, hubiera aparecido de repente una fuerza exterior, me hubiera arrebatado de mi historia y me hubiera plantado en medio de este mundo “civilizado”, alocado, lleno de prisas. Estoy completamente desorientada en medio de esta vorágine. Fijaros que no soy capaz ni de escribir, me cuesta mucho, no me brotan las palabras como antes…

    Mientras soy capaz de hacerme cargo de la nueva situación y logro retomar el hilo de lo que os estaba contando, os he preparado estos vídeos de nuestra caminata por el Parque de Torres del Paine. Así podéis ver un poco la variedad de terrenos por los que tuvimos que andar.

     

    En este otro os cuento algo sobre los bosques de lengas y la formación de las turberas.


    Y aquí os dejo el lugar donde tenemos instalada la estación nueva, es decir la del año 2006, y donde tendremos que venir de nuevo en mayo a reinstalar los equipos.


    Finalmente este es… es… bueno, a ver si sabéis lo que.



    Ya me diréis vuestras impresiones al ver los vídeos y si os habíais imaginado así la zona por la que tuvimos que andar.

    Etiquetas:

  • Ya en Punta Arenas

    Pisando tierra firme en Punta Arenas. Todavía sintiendo el bamboleo del barco. Sentada en una silla con el portátil sobre las piernas para escribiros estas líneas, tengo la sensación de continuar navegando. De hecho mi cuerpo todavía sigue acompañando el movimiento del barco, imaginario ya. Eso quiere decir, que realmente me había hecho a la navegación.

    El resto del día por los canales fue divino. Desde que me levante a las 4:30 todo el día en el puente de mando y en cubierta. Estuvo muy nublado, llovió en ocasiones, pero la belleza de estos parajes no se podía ocultar. Ya os prepararé unas cuantas fotos y videos.

    Ahora, atontada, aturdida… Punta Arenas, la civilización, ruidos, coches, gente… ¡Puf, qué contraste! Y gracias a los 5 días de barco me ha dado tiempo a ir asimilando el final de la campaña antártica, sino el contraste sé que hubiera sido mucho peor.

    Ahora, viernes ya, sin un respiro, tenemos que ir a las oficinas de la División de Aguas, para coordinar con ellos nuestro trabajo en Patagonia. No quede tiempo ni para descansar. Tan sólo he parado estos minutejos para escribiros estas líneas.

    Con todo coordinado y la llegada un poco más asimilada, os escribiré después. Tengo ganas de leer todos los comentarios que nos habéis ido escribiendo en estos días. Son una verdadera infusión de ánimo y disfruto mucho con vuestras notas.

    ¡Hasta luego, incondicionales seguidores!

    Etiquetas:

  • Los glaciares y el calentamiento global

    El pasado sábado, mientras todavía podíamos comunicarnos por Internet, recibí de Karmenka unos artículos con el encargo de publicarlos en su nombre mientras ella estuviera cruzando el estrecho de Drake y no tuviera acceso directo al blog.

    Ahora nos mantenemos en contacto a través de un teléfono satelital que nos permite hablar y enviar textos sin problemas de "cobertura", aunque con bastantes limitaciones para enviar imágenes o acceder a Internet.

    Aquí está el primero de sus artículos, espero que lo disfrutéis y que resolváis el acertijo:

     

    ¿Por qué medimos el caudal de los ríos glaciares? Sabemos ya que es agua que proviene del hielo fundido del glaciar. Y ¿sabéis que hay una estrecha relación entre la fusión de los glaciares y el calentamiento global? La respuesta de los glaciares es inmediata ante cualquier variación de la temperatura ambiente.

    Pero todavía hay más. El hielo que se funde de los glaciares, llega al mar y lo va llenando. Por tanto tenemos que una de las consecuencias inmediatas del calentamiento global es el ascenso del nivel del mar Justamente por esas razones, nos hemos centrado nosotros en medir la descarga glaciar. Es una consecuencia inmediata del calentamiento global y además está relacionada con el ascenso del nivel del mar.

    Con las series de datos horarios que estamos generando lo que hacemos es seguir esa evolución del calentamiento global. Como muy bien habíais apuntado alguno de vosotros algunas semanas atrás, dentro de GLACKMA hemos logrado crear una red de estaciones de medida. Actualmente tenemos ocho funcionando, cuatro en cada hemisferio y ubicadas a diferentes latitudes.

    Por tanto esa evolución del calentamiento global la estamos siguiendo en glaciares de diferentes lugares de la tierra. Y de ahí la importancia para nosotros que os adelantábamos en un artículo anterior sobre las unidades específicas, medimos el caudal en metros cúbicos por segundo y por kilómetro cuadrado de superficie de cuenca glaciar. Esto nos permite tener “una única escala de medida” para poder comparar los registros de las ocho estaciones de medida.





    ¿Sabéis?, cuando empezamos a tener 2 y 3 años de medidas, pensábamos que era una verdadera pena que no se hubieran hecho este tipo de mediciones con anterioridad. Sería estupendo si pudiéramos ahora contar con series de datos de hace 50 o incluso más años. Podríamos ver mejor todavía la evolución que estamos registrando del calentamiento global.

    ” en la pestaña del menú de “Qué investigamos”. ¿Qué os parece a vosotros lo que estamos haciendo?

    Os propongo un juego. Os dejo ocho fotos que corresponden al entorno donde están cada una de esas ocho estaciones. A ver si lográis indicar a cuál pertenece cada una.

  • Embarcados ya, el mar muy bravo…

    (Crónica recibida por el teléfono satelital)

    El plan inicial era embarcar ayer domingo por la tarde, hacia las 18:00 horas y desplazarnos a Caleta Potter. Aquí frente a la Base Argentina Jubany, se juntaría con el Castillo que acababa de llegar de Ushuaia y harían la maniobra de cambio de guardia de la Patrulla Naval Antártica.
    Pero como siempre en estas regiones, la meteorología es la que manda. Había un viento fortísimo y desde el Lautaro, el barco chileno, solicitaron a Bahía Fildes que nos embarcasen ya –eran las 10:00 de la mañana de ayer domingo-, pues las condiciones a lo largo del día iban a ir empeorando. Además entraban en la bahía bastantes fragmentos de hielo provenientes de los glaciares y no estaba ya nada cómodo el trayecto en zodiac desde Fildes hasta el barco. Menos mal que son unos verdaderos expertos y cuentan con una buena zodiac.
    Nos despedimos así, casi de repente, de todo este maravilloso grupo de la dotación de Bahía Fildes, capitaneados por un excelente jefe, Roberto. Fue tan rápido que no dio tiempo a pensarlo… tan a gusto nos habían hecho sentir, tan bien y con tanta naturalidad nos habían acogido entre ellos, que parecía que llevábamos años de expedición juntos. Daba pena despedirse…
    Parece que el estrecho del Drake nos tocará duro…
    Seguimos fondeados frente a Bahía Fildes, van pasando las horas… y al final hay cambio de planes. Se retrasa la partida de la Antártida hasta el día siguiente, pues al parecer el Drake está realmente duro.
    Pasamos el resto del día con tranquilidad en el barco y hoy lunes a las 11:30 de la mañana zarpa rumbo a Caleta Potter, donde ya está fondeado el Castillo, el barco argentino. Hacen una maniobra de cambio de guarda los barcos –ya os enseñaré fotos y algún pequeño video cuando pueda acceder a internet- y a las 17:00 zarpamos rumbo a Puerto Willians. Id localizando en el mapa del sur de Chile, donde se encuentra Puerto Willians y a ver que investigáis de este lugar.
    Esperemos que con el retraso de un día, nos toque un paso del Drake en mejores condiciones. Ya os contaré, amigos expedicionarios.

  • Poned título a estas fotos



    Tras unos días de trabajo sin tregua, hemos logrado instalar las sondas que traíamos para renovar la estación que mide en continuo la descarga glaciar, es decir el hielo que se funde en forma de agua. Esta estación que llamamos CPE-KG-62ºS está registrando datos cada hora en continuo desde el año 2000, en este casquete glaciar conocido como Collins.
    Ahora debemos trasladarnos en zodiac unos 16 kilómetros, desde la Base Rusa Bellingshausen hasta la Base Argentina Jubany y el Laboratorio Alemán Dallmann que se encuentran en otra caleta, la llamada Caleta Potter. Allí, en otro río proveniente del deshielo del mismo casquete glaciar Collins, debemos instalar otra sonda de medida.
    Ya os explicaré despacio y con detalle cómo es el Collins, cómo medimos en las estaciones de registro, cómo las instalamos, qué es exactamente lo que medimos y para qué… Todo os lo iré contado poco a poco.
    Ahora sólo deciros que estamos muy contentos por la estación que recién acabamos de reinstalar y que de momento no podemos cruzar en zodiac a Caleta Potter porque hace un viento fortísimo. Tenemos un viento con una velocidad de 15 metros por segundo… ¡nos tiraría de la zodiac si intentamos adentrarnos en el mar!
    Os dejo ahí las tres fotografías del cartel de “Ven a la Antártida”. Me gustaría que cada uno de vosotros les pusierais un título. Suponed que un amigo o amiga vuestros no las ha visto y con ese título que les pongáis tienen que imaginarse las fotos.
    Estoy deseando que llegue el próximo día en que el trabajo me deje conectarme a internet y ver los títulos que habéis escrito. ¡Hasta la próxima!

    Ver galería

  • Sigue el trabajo intenso

    Para los que me habéis preguntado en dónde me encuentro, sabed que nos encontramos en la Base Rusa Bellingshausen. Si buscáis un poco por internet podréis localizarla fácilmente y de paso revisar un poco la presencia de Bases en la Antártida.

    Aquí podéis ver la Base:



    También podéis conocer un poco de los alrededores en este video:



    Y ahora tengo unas preguntas para los que hayáis navegado por Internet buscando mi posición:

    ¿Cuántas bases permanentes hay en la Antártida?
    ¿Qué paises están presentes en la Antártida?
    ¿España tiene base permanente en la Antártida?
    ¿Cuántas bases tiene Rusia?

    Seguir respondiendo mientras nos vamos a descansar, hemos trabajado tantas horas seguidas que no tengo la noción del día en que nos encontramos. Ya os lo contaré.