Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • Estación CPE-HUE-49ºS de registro de descarga glaciar

    Me quedó pendiente ayer contaros con algo más de detalle qué es lo que medimos en esas sondas que dejamos instaladas. Estamos registrando lo que llamamos descarga glaciar, que no es más que el hielo que se funde en forma de agua.

    Primero, debemos de seleccionar un glaciar que nos permita realizar esta investigación, son varias circunstancias que se deben dar, no creáis que es tan fácil. Aquí hicimos una expedición sólo exploratoria en el verano austral del 2009, recorriendo varios glaciares de la zona y uno de los posibles y de más fácil acceso fue este, el glaciar Huemul.



    El hielo que se va fundiendo en los glaciares, termina saliendo por su frente, formando diversos ríos. Como buscamos conocer todo el hielo que se funde en dicho glaciar, necesitamos medir todo esa agua. Por tanto, para facilitar el trabajo y reducir el error, es conveniente que todos los ríos generados en el frente del glaciar, se terminen juntando en uno sólo, para medir en dicho lugar. En este caso, van a parar todos a una laguna y tras ella sólo sale un único río, que es donde hemos instalado la estación. Por cierto, una laguna con unos colores preciosos.

    Necesitamos además tener alguna zona de roca en alguno de los márgenes del río, para poder fijar las sondas que quedarán todo el año midiendo y registrando datos. Con dichos instrumentos obtenemos datos de varios parámetros del río y con un complemento de trabajo que debemos realizar midiendo directamente en el agua, terminamos calculando el caudal en continuo, es decir, el agua que lleva el río cada hora y por lo tanto conocemos  el hielo que se funde. Cuando crucemos a la Antártida os explicaré estos trabajos que debemos realizar en el río para terminar conociendo el caudal. Ahora de momento quedaros con la idea que con esas sondas terminamos registrando datos de la descarga glaciar en continuo, es decir que conocemos el hielo que se funde en dicho glaciar durante todo el año y un año tras otro.

    Os decía más arriba que en el año 2009 realizamos una expedición exploratoria a la zona, seleccionamos este glaciar y posteriormente en febrero de 2010 regresamos con todo el material para realizar la instalación de la estación de medida. Desde entonces no habíamos regresado y por eso ahora hemos extraído de la memoria de las sondas los datos almacenados durante casi estos dos años.

    Para el trabajo en esta zona, habíamos comenzado una colaboración con la Unidad Académica de San Julián de la UNPA (Universidad Nacional de la Patagonia Austral). Nosotros nos encargábamos de instalar y mantener la estación de medida de descarga glaciar y ellos una estación meteorológica, pues precisamos también de datos meteorológicos para complementar la investigación. Ya que de esa manera podemos analizar qué relación existe entre los diferentes parámetros meteorológicos y el hielo que se funde.

    Bueno, ¿qué pasó con la UNPA? No sabemos. Nosotros cumplimos con nuestra parte del trabajo, pero la estación meteorológica no se ha instalado. Por eso, para tener al menos algunos parámetros de la meteorología, instalamos en esta ocasión un sensor que mide temperatura ambiente y humedad relativa.



    Pues bien, ya sabéis lo que medimos en esta estación, que llamamos CPE-HUE-49ºS. ¿Por qué ese nombre? Por las siglas de Cuenca Piloto Experimental ubicada en el glaciar Huemul de la Patagonia Argentina, a latitud 49ºS. Es una de las más recientes que tenemos en GLACKMA.

    Contentos porque todo queda bien en esta estación, regresamos a El Chaltén, nos despedimos de nuestros amigos y con el 4x4 de nuevo nos ponemos en ruta al Campo de Hielo Norte. Queremos explorar un poco los glaciares de esta zona, por si encontramos alguno donde poder instalar en el futuro una nueva estación de GLACKMA… cuando se consiga financiación para ello.

    El camino es largo, subiremos por Argentina para pasar después a Chile, pues es la única opción por tierra que tenemos de adentrarnos en el Campo de Hielo Norte. El paisaje promete ser espectacular… a ver si el tiempo nos acompaña.

    • Estación CPE-HUE-49ºS de registro de descarga glaciar
    • Estación CPE-HUE-49ºS de registro de descarga glaciar
    • Estación CPE-HUE-49ºS de registro de descarga glaciar

    Etiquetas:

  • Primer trabajito quinquenal: Patagonia

    Os había anunciado que en esta ocasión vamos a cambiar un poco la estrategia de vuestra participación en el Blog. A parte de las pequeñas preguntas y comentarios que van en cada artículo, cada quincena os iré proponiendo un trabajo para que desarrolléis con tiempo suficiente.

    Este es el primero y vamos a poner fecha límite para que lo colguéis en el blog, hasta el lunes 5 de Diciembre inclusive. Os pido que preparéis un trabajo sobre la Patagonia, tened en cuenta que hay parte chilena y parte argentina, que hay parte ocupada por los llamados Campo de Hielo Norte y Campo de Hielo Sur. A ver qué averiguáis sobre el clima, la vegetación, la fauna, la forma de vida de sus gentes, quienes eran los antiguos pobladores… Todo lo que queráis investigar sobre la Patagonia, queda abierto en este primer trabajo.

    Cuando lo terminéis y lo vayáis subiendo al Blog, buscad este artículo e irlo añadiendo aquí, aunque ya hayamos avanzando con otros artículos en la expedición. Así nos quedan todas vuestras aportaciones juntas y entre todos conseguiremos una completa descripción de Patagonia. Os recuerdo que cuando busquéis información la contrastéis bien y al final redactéis algo con vuestras propias palabras y acorde a la edad que tengáis cada grupo.

    Etiquetas:

  • Vuelo a Punta Arenas, la puerta antártica chilena

    Han sido unas últimas jornadas largas y pesadas por el viaje tan largo dentro del avión, pero todo ha ido bien. El primer vuelo es realmente pesado, prácticamente 14 horas que unidas a las horas de espera en el aeropuerto antes de salir, se hacen casi inacabables. Lo peor es el escaso espacio que queda en el asiento con las piernas encogidas durante tanto tiempo. Lo bueno es el cansancio acumulado de los últimos días con todos los preparativos, pues uno se duerme en cualquier lugar. Yo creo que hubiera sido capaz de quedarme dormida incluso enrollada en una caja… Llegamos así a Santiago de Chile.

    Aprovechamos para estirar un poco las piernas en el aeropuerto, donde nos toca una espera inicial de 5 horas, que termina siendo otra más, pero ya dentro del avión pues estuvieron cargando el oxígeno, que al parecer no estaba listo. Emprendemos por fin el vuelo a Punta Arenas, al sur de Chile. Aunque este salto es ya más corto, apenas llega a las 5 horas, no sé cómo sentarme en el asiento. Tengo unas tremendas ganas de llegar y tumbarme estirada…

    En este último vuelo, el trayecto se realiza siguiendo la Cordillera Andina de norte a sur en su último tramo. A unos 1000 kilómetros al sur de Santiago comienzan a aparecer una numerosa serie de conos volcánicos que se extienden hasta las proximidades de Puerto Montt. Entre ellos destacan por su actividad reciente los del sistema Puyehue y Cordón Caulle.

    Este último entró en erupción el pasado 4 de junio, poco antes de nuestra vuelta de la última expedición invernal de la Antártida. En aquella ocasión no pudimos verlo al sobrevolar la zona, ya que el avión voló muy bajo -a tan sólo 2700 metros de altitud- y por la costa desde Punta Arenas a Santiago de Chile para evitar las cenizas. La pluma de la erupción se desarrolló exclusivamente hacia el Este, es decir, sin afectar apenas a los vuelos en territorio chileno, pero generando un gran caos en el espacio aéreo del sur de Argentina, especialmente en el entorno de Barriloche. El motivo de esta dirección predominante hacia el Este, se debe a que una de las Corrientes de Chorro Oeste-Este del Hemisferio Sur se ubica en estas latitudes.

    Os decía que en aquella ocasión no pudimos ver la erupción, pero ahora… ¡sí!, hemos tenido esa suerte. Y es que desde entonces, está todavía activo. Ahora sobrevolando a 11300 metros de altitud hemos visto el penacho de ceniza y piroclastos que arroja el volcán. Ahí os he preparado un pequeño vídeo para que lo veáis también vosotros.



    Pero no todo es perfecto… con ilusión esperaba poder contemplar el Campo de Hielo según avanzábamos al sur, pero las nubes poco a poco fueron cubriendo todo hasta que una densa capa nos hizo imposible ver nada. Lo dejo pendiente, a ver si a nuestro regreso está despejado y os puedo hacer un pequeñito vídeo de esa bonita parte del Hielo Patagónico Norte y Sur.

    En este seguimiento que nos hacéis en esta ocasión, la estrategia de trabajo para vosotros va a ser un poco diferente del curso pasado. ¿En qué sentido?  Es sobre los trabajos que os voy encargando. Habrá uno más completo cada quincena, de manera que tengáis dos semanas para poder realizarlo con tiempo y os salga muy bien. Yo os avisaré claramente y sabréis que se trata de un trabajo quincenal con toda claridad, no os preocupéis. A parte de eso y como vi el curso pasado, que os gusta que os vaya haciendo pequeños encargos, así lo haré. De manera que os iré orientando con breves cuestiones complementarias a los textos que os escribo para ayudaros a su compresión total. Y por supuesto, os queda siempre abierto el escribirnos y saludarnos, hacernos cualquier observación, contarnos lo que vais haciendo, cómo vais siguiendo el blog… A partir de ahora, estando lejos de nuestro país, todos esos comentarios nos ayudan a seguir con nuestra misión y nos alegran la jornada.

    Para que empecéis calentando motores, os encargo dos cosillas muy sencillas, que con vuestras propias palabras me digáis que es la Corriente del Chorro y que son los piroclastos.

    Etiquetas: