Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • Inolvidable encuentro con los jóvenes expedicionarios

    Leyendo la carta de Alejandro

    Por fin llegó el día esperado por todos. Quitamos las pantallas de ordenador que nos han permitido durante todos estos meses trabajar juntos y dejando el mundo virtual, aparecemos en el mundo real.

    Adolfo y yo nos acercamos en Salamanca al salón de actos del CMI Julián Sánchez “El Charro”, media hora antes para ir preparando el ordenador, el cañón, hacer las pruebas de sonido y comprobar que todo funciona a la perfección. Ya está allí José Javier como representante de la Fundación Salamanca Ciudad de Saberes, que nos han ayudado en la organización de esta actividad coordinando con todos los centros escolares.

    Comenzando con los preparativos observamos que están ya entrando un montón de expedicionarios. “¡Vaya, me he despistado de la hora!”, pensé en un primer momento… No, no, al parecer se han confundido ellos y han venido una hora antes. Como la mañana está fresquita en la capital charra, los organizadores les dejan ir pasando. Llenan una buena parte de las butacas y entre  prueba y prueba, algún comentario les vamos haciendo… con una tremenda acogida por su parte.

    El tiempo pasa rápido. Pronto el salón de actos con sus 175 butacas está lleno de jóvenes expedicionarios antárticos. Han sido muy puntuales. ¡Da gusto! José Javier les da la bienvenida y nos presenta. Comenzamos… En primer lugar les hacemos llegar los saludos especiales que nos han mandado tres voluntarios de GLACKMA que han estado muy presentes en toda la edición de “Ven a la Antártida”: Empar, Susana y Alejandro. Gracias a su esfuerzo y trabajo hemos inaugurado el proyecto educativo EDUCAGLACKMA justo antes de partir para la Antártida. Ya conocéis todos las maravillosas Unidades Didácticas sobre Meteorología y el Cuadernos del Joven Investigador que hemos estado utilizando durante la expedición como material de apoyo. Leemos una emotiva carta de Alejandro dirigida a todos los expedicionarios (Alejandro, súbela al Blog si te parece) y comenzamos con la conferencia.

    En la primera parte de la charla, estando Adolfo hablando de la importancia del hielo glaciar y la información que guarda en su interior, llega Laura, una expedicionaria con un coraje impresionante. La busqué con la mirada antes de comenzar y al no verla sentí una punzada de tristeza. De manera que, como os podéis imaginar, al verla llegar con su silla y ubicarse ahí delante al pie del escenario, sentí una gran alegría. La seguí con la mirada, que pronto se cruzó con la suya. Nos sonreímos… no sé por cuanto tiempo, porque de repente Adolfo me saca de mis pensamientos: “pasa a la siguiente”. Me había despistado, era yo la que estaba pasando las pantallas de la presentación en el ordenador y mi mente se había esfumado del escenario “acercándose” a la de Laura.

    ¿Qué os puedo contar? Tanto Adolfo como yo disfrutamos con la conferencia, el pequeño público estaba totalmente entregado. Al terminar aplausos y aplausos. Totalmente sinceros… ¡Qué felicidad! Después vino la ronda de preguntas… que no dieron terminado pues se acababa el tiempo. Entregamos al finalizar un libro Diario Polar para la biblioteca de cada uno de los centros. ¿Y después? Sesión de fotos… Aprovechan para hacernos llegar el trabajo del Ciclo del Agua del grupo 6ºB de Carbajosa. Sé que unas cuantas clases de ese colegio no habéis podido venir por falta de sitio en el salón de actos… Espero que en el futuro haya oportunidad de conocernos. También eché de menos a los expedicionarios bejaranos del Marqués de Valero que no se pudieron acercar. Me sorprendieron muy positivamente los expedicionarios más mayores del San Estanislao de Kostka que habían terminado todas las fichas del Cuaderno del Joven Investigador antes de venir al encuentro. ¡Qué satisfacción ver vuestras ganas de trabajar!

    Al final los jóvenes expedicionarios no se querían ir, nosotros no queríamos que se marcharan… pero el tiempo pasó muy rápido, voló.

    Expedicionarios, ha sido un día inolvidable en mi vida. Habéis conseguido emocionarme. Me he alegrado al comprobar la cantidad de cosas que habéis asimilado y aprendido con nosotros durante esta expedición. Me habéis dejado una muy buena onda con vuestros hábitos y concienciación para tratar de disminuir la contaminación y el consumismo de este mundo loco que nos envuelve a todos. He salido encantada por vuestro querer respetar la naturaleza y desear implicaros para conseguir entre todos que los glaciares no sigan fundiéndose a estas velocidades de vértigo.

    Queridos expedicionarios, gracias por vuestros aplausos sinceros, gracias por vuestras sonrisas, gracias por vuestros continuos saludos: “¡Hola Adolfo, hola Karmenka!” Gracias amigos por vuestra ilusión desbordante.

    Para siempre han quedado grabadas en mi interior vuestras caras iluminadas con esas sonrisas sinceras, vuestra tremenda ilusión… Gracias Laura por tu esfuerzo de acudir al encuentro. En mi interior ha quedado también para siempre tu gran denuedo, ¡todo un ejemplo!

    ¡Ha sido… GENIAL!

    Ver galería

    Etiquetas:

  • Encuentro con los jóvenes expedicionarios

    Jóvenes expedicionarios que nos habéis seguido desde diciembre -cuando comenzamos nuestra expedición a la Antártida- y nos habéis acompañado a lo largo de todos estos meses… ¿sabéis que os digo? ¡Que por fin llegó el momento de dejar la virtualidad!

    Adolfo y yo estamos muy orgullosos de vuestra compañía, día a día nos habéis dado aliento en los momentos tan complicados que nos fueron surgiendo. Vuestra ilusión por aprender ha sido contagiosa, vuestra concienciación medioambiental ejemplar. Vuestros profesores, que a pesar de lo denso del programa escolar se las han ingeniado para ayudarnos con esta divulgación, merecen toda nuestra gratitud y seguro que vosotros, jóvenes expedicionarios, habéis sido conscientes también de su esfuerzo y se lo habéis agradecido de la mejor forma: aprendiendo y trabajando.

    No os quiero ni decir lo satisfechos y contentos que están Empar, Alejandro y Susana (voluntarios de GLACKMA) al ir comprobando según avanzaba la expedición, lo bien que habéis trabajado con esas unidades didácticas tan atractivas que os han preparado.

    Jóvenes expedicionarios os esperamos el próximo 17 de Mayo a las 11:00 horas en el CC Julián Sánchez "El Charro" en Salamanca. Estaremos a vuestra disposición para poderos resolver todas aquellas dudas y curiosidades que os hayan quedado sin responder.

    Tenemos también que agradecer a la Fundación Salamanca Ciudad de Saberes  su apoyo ayudándonos a difundir esta actividad entre los centros y la organización de este encuentro del próximo 17 de Mayo, en el que por fin nos conoceremos.

    • Encuentro con los jóvenes expedicionarios

    Etiquetas:

  • Entrevista a Pedro Rodríguez, Buzo de la Base Artigas

    Terminamos el ciclo de entrevistas realizadas a los componentes de la dotación ANTARKOS XXVII, durante la pasada expedición a la Antártida. Fueron los ocho integrantes de la dotación uruguaya de la Base Artigas, los que nos mostraron el funcionamiento de una Base Antártica.

    Hoy nos cuenta Pedro Rodríguez, el Buzo de la Base, cómo a su cargo está además todo el reciclaje de los residuos de la Base. Actividad importantísima en la Antártida.

    De nuevo un saludo muy especial y un fuerte abrazo para todos los integrantes de aquella dotación ANTARKOS XXVII. ¡Nos vemos, amigos! Seguro que la vida nos vuelve a cruzar en nuestros caminos… 

    Etiquetas:

  • Conferencias… desde el interior de mi mente

    Adolfo y Karmenka con los organizadores de la conferencia en León, estrenando los trípticos de GLACK

    Termina una semana abarrotada de quehaceres, la lista de tareas pendientes ha aumentado otro poquito más y parece no haber disminuido nada a pesar de no haber parado ni un solo instante. ¡Vaya! Encima este fin de semana no puedo adelantar nada, ya que nos tocan conferencias… Estoy agotada, no tengo ganas de ponerme en ruta y… ¡¡son dos las conferencias de este viaje!! No sé si me acompañarán las fuerzas hasta el final…

    Una sorpresa, estrenamos los trípticos de GLACKMA. ¡Han quedado perfectos! ¡Qué chulada! Tenerlos en mis manos  ha sido como una inyección de fuerza, de repente siento que todo el agotamiento que traía casi ha desaparecido por completo. Mi energía se recupera… ya la tenía en las últimas reservas.

    No son unos trípticos cualesquiera. Son los de GLACKMA. Pero detrás esconden mucho más. Han sido diseñados por Susana, otra voluntaria de GLACKMA. Un reciente fichaje que ha empezado con mucha fuerza e ilusión. Poco a poco el equipo de voluntarios está creciendo y me siento arropada, acompañada.

    Percibo que ya no estamos solos luchando contra viento y marea por sacar adelante una utopía inalcanzable. Siento que vamos formando un sólido equipo que va incorporando -sin prisa pero sin pausa- a personas con una gran sensibilidad, una tremenda ilusión y rebosantes de energía. Ahora más que nunca, no nos podemos detener, hay que seguir adelante. El compromiso que hemos adquirido ahora es mucho mayor del que teníamos anteriormente, cuando avanzábamos en solitario. Cada vez son más las personas que forman parte de GLACKMA y de ninguna manera podemos defraudarlas.

    Todos estos pensamientos pululan por mi mente mientras en el Museo de León vamos montando los paneles divulgativos en la sala, instalamos la tienda con los libros, preparamos el ordenador, el proyector, el sonido… Todo listo, y cuando me quiero dar cuenta la sala ya está llena… 125 personas.

    Desde el frente viendo al público, percibo que hay conexión. Tengo la sensación que va a ser una buena conferencia. No sé todavía cuál es la razón, pero unas veces la gente que escucha se mete rápidamente en la conferencia, otras veces tardan unos 10 minutos, otras 15… hasta 20 minutos hemos tardado en alguna ocasión en tener a la gente inmersa en lo que contamos.

    Mi intuición no me falla, el público en esta ocasión está entregado antes de empezar la charla. Resulta una gozada de conferencia. Siento a la gente cercana, percibo que les llega lo que les transmitimos. En una palabra, ¡¡¡genial!!!  

    Al día siguiente, otra en el Ayuntamiento de La Robla. ¿Tendremos energías todavía después de la conferencia de ayer? Por la experiencia que vamos adquiriendo, hemos visto que en los lugares pequeños la gente acude muy motivada a las conferencias, así que eso nos anima.

    Primera alegría, conocemos a Susana, quien os comentaba más arriba que había hecho el tríptico. Viene desde Santander. Nuestro contacto con ella -iniciado hace tan sólo unas semanas- hasta ahora sólo había sido por internet. ¡Maravilloso ir conociendo a los voluntarios en persona!

    Segunda alegría, unos cuantos niños asisten a la conferencia. ¡Cuántas ganas de saber! ¡Cuánta sinceridad! ¡Cuánta inquietud! Una de estas pequeñas luce sonriente su camiseta de GLACKMA, que le habían comprado por internet. ¡Qué bonito recibimiento!

    El público al completo, entregado también desde el primer momento. Y los más pequeños, sin pestañear para no perderse nada, son los que rompen el fuego con las preguntas en el coloquio final y a los que no se les agota la curiosidad. Felices quedan y con una sonrisa de oreja a oreja cuando consiguen que les firme en la camiseta, en la mano… todo valía para llevarse un autógrafo.

    ¿Qué puedo decir? ¡¡Maravilloso fin de semana de conferencias!! Muchas gracias a todos los asistentes.    

    Ver galería

    Etiquetas:

  • Finaliza la segunda edición del concurso ¡Ven a la Antártida!

    Queridos y amigos expedicionarios, con este último trabajito quincenal que habéis presentado, damos por finalizado el concurso ¡Ven a la Antártida! de este curso.

    Espero que hayáis aprendido cosas nuevas sobre estos mundos helados, que sepáis un poco más de los científicos que decidimos dejar nuestro despacho para meternos realmente en la naturaleza y ver qué está pasando. Ojalá que a lo largo de estos meses que hemos trabajado juntos, os haya podido transmitir un poco el respeto por la naturaleza que tan necesario es en nuestra sociedad que día a día se va alejando cada vez más de ella.

    Quiero daros las gracias por vuestra compañía durante estas aventuras. Cuando todo va bien es muy fácil continuar hacia adelante, pero cuando las cosas se complican, hay que buscar la fuerza que está escondida dentro de cada uno para continuar y no rendirse. En esos momentos, vuestras palabras de ánimo nos llegaron desde el otro hemisferio y a modo de un cálido abrazo nos ayudaron a seguir.

    Ahora el jurado deliberará sobre vuestra participación en el concurso y desde GLACKMA os convocaremos para la entrega del premio. Pero creedme, el mejor premio es la participación en esta aventura científica, que ya cada uno de vosotros se lleva dentro para siempre.

    En el Blog seguiré narrando vivencias y aventuras, sobre esta última expedición de la Antártida y después en el verano boreal os iré contando nuestras expediciones al Ártico, así que espero que sigamos en contacto.

    Ahora os queda una última etapa en el curso escolar y debéis de esforzaros al máximo. Ya sabéis que todo lo que exige un esfuerzo es lo que realmente merece la pena.

    ¡Hasta pronto, amigos expedicionarios! Ha sido un verdadero placer haberos tenido como partícipes de nuestras aventuras científicas.       

    • Iceberg en la Antártida

    Etiquetas:

  • Una labor de hormiguitas…

    Me he sorprendido a mi misma, leyendo el Boletín Informativo de esta primavera de GLACKMA. Tantas cosas quedan siempre por hacer, tantas cosas están todavía en mente y con paciencia esperan su turno a que les toque salir a la luz del día… que a veces olvido que no dejamos de avanzar.

    Como una labor de hormiguitas incansables, que no cesa, que no se detiene nunca y que se va extendiendo cada vez más… esa es la grata sensación que tengo tras leer este último Boletín. A los que no lo hayáis hecho todavía os animo a que dediquéis unos minutos a la lectura del mismo. Encontraréis información actualizada sobre estos temas:

    1. Proyecto GLACKMA
    2. Concurso ¡Ven a la Antártida!
    3. Objetivo 3003
    4. Curso de Hidrogeología Kárstica y de medios anisótropos:
    5. Libros
    6. Tienda Virtual
    7. Conferencias GLACKMA
    8. Programa de conferencias a estudiantes:
    9. Programa de TV “Viviendo Al Filo”
    10. Campaña Boreal
    11. Curso en Islandia
    12. Solicitud de voluntariado

     ¡¡Muchas gracias a todos los que formáis parte de este “hormiguero”!! Y los que no… sabed que las puertas están abiertas… 

    • Deshielo del mar en el Artico

    Etiquetas:

  • Relevo de dotaciones en la Base Artigas

    Llegó el final para unos y el inicio para otros. En el mismo instante en que una nueva etapa comienza para un grupo, termina la etapa del otro. El pasado lunes 19 con el finalizar del día tenía lugar el cambio de relevo de las dotaciones de la Base Antártica Artigas.

    “¡Misión cumplida!” tienen en sus mentes los 8 integrantes de la dotación ANTARKOS XXVII, mientras que la nueva dotación con ilusión y expectativa toma el relevo para hacerse cargo de la Base Uruguaya Artigas, durante un nuevo año.

    Este artículo está dedicado a esta dotación saliente, ANTARKOS XXVII, con la que hemos compartido momentos muy especiales y significativos, tanto en enero y febrero en nuestra anterior campaña, como en una breve inmersión en el Continente Blanco a principios de junio -pleno invierno antártico- y como ahora, desde hace unas semanas en esta nueva campaña. Como hace algunos días os describí lo que es el Espíritu Antártico, entenderéis perfectamente ahora, los lazos de amistad y camaradería tan fuertes y especiales que nos unen a esta dotación.

    Quiero también desde aquí, desear suerte a la nueva ANTARKOS XXVIII, que ya hemos tenido el gusto de conocer y podremos seguir haciéndolo durante nuestra estancia en esta campaña antártica. Os queda un año por delante, lleno de vivencias que jamás olvidaréis. ¡Mucha suerte!

    Y regreso de nuevo a vosotros, ANTARKOS XXVII, dotación saliente. Vivimos junto a vosotros la pérdida de vuestro camarada Diego Ayala, el pasado enero. Son hechos que nos marcan a todos para siempre. Os he preparado un video del homenaje que le habéis realizado y del relevo del pasado 19. Os lo he hecho con todo el cariño del mundo y lo mejor que he podido, para que os lo llevéis con vosotros de recuerdo.

    Termino agradeciéndoos otra vez todo el apoyo que nos habéis dado durante estas temporadas. La acogida, el cobijo, la aceptación, el aprecio, el cariño, el “estar ahí”, el integrarnos entre vosotros como si fuéramos dos más de la dotación. Son tantas cosas que nos llevamos guardadas dentro para siempre... Un millón de gracias ANTARKOS XXVII. Ahora llega el tiempo de rencuentro con los vuestros, de disfrutar con vuestras familias las fiestas que se aproximan. Os deseo lo mejor de lo mejor, amigos inolvidables.      

    Etiquetas:

  • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños

    Efectivamente amanece un día fantástico en la Antártida. El cielo completamente despejado, ni una sola nube. Debido a su proximidad con el estrecho del Drake, es una zona tremendamente complicada para la meteorología y es muy extraño poder observar el cielo completamente azul. De hecho, creo, que con todas las campañas antárticas que tengo en verano, es la primera vez que lo veo así de luminoso.



    Tras el desayuno, me preparo para salir al exterior y poder hacer unas cuantas fotografías del entorno en estas condiciones. A pesar del sol seguimos con temperaturas bajas de -12ºC, pero la ventaja es que el viento apenas llega a los 15 nudos, y por tanto no nos hace descender exageradamente la sensación térmica.

    Roberto, el Capitán de Fildes, me informa que el Hércules C-130 chileno ha salido de Punta Arenas y viene hacia acá. Ha confirmado también que estoy considerada como pasajera para regresar a Punta Arenas, y me indica que me solicitan estar a las 10:40 en el aeropuerto. Sonrío, al final parece que todo va a salir bien.



    Todavía con algo de penumbra abandono Fildes, quiero subir alguna colina próxima para tener unas buenas vistas de la zona y poder hacer alguna foto bonita, cuando salga el sol e ilumine la zona. No tengo mucho tiempo al solicitarme estar tan pronto en el aeropuerto. ¡Vaya, podían haber esperado un poco…!

    Debo llevar la cámara envuelta y protegida del frío, para que me permita trabajar con ella. La mantengo además próxima a mi cuerpo para pasarle algo de mi calor corporal. A pesar de los cuidados, tengo que tener precaución cada vez que la saco al exterior, pues no aguanta mucho tiempo a la intemperie.



    Ando ligera, a medio carrera en las zonas que el hielo me lo permite. La nieve está helada de la noche y es muy fácil resbalar. ¡Qué maravilla de paisajes! Poco a poco voy ganando altura y sorprendiéndome a mí misma de lo espectacular de este día. El sol va saliendo poco a poco y las luces, según cobran intensidad, cambian por completo el entorno.

    Tengo una magnífica vista panorámica de la Base Rusa Bellingshausen y las chilenas Frei y Fildes al fondo. La bahía que en verano sostiene tanta vida, ahora tiene helada ya una buena parte. La barcaza de los rusos “Anderma”, en la costa, marca muy bien el inicio de lo que era antes agua… Ahora, todo hielo.

    El sol, debido a la latitud elevada y la época invernal en la que estamos, hace su recorrido muy cerca del horizonte. Sí, tenemos la desventaja de las pocas horas de luz, pero al mismo tiempo cuando -como hoy amanece un día así de despejado- la luz es muy hermosa. Al ser tan rasante, parece cubrir todo con un baño de oro líquido. Voy haciendo alguna fotografía, recogiendo la cámara de vez en cuando para protegerla del frío, esperando a que siga ascendiendo un poco el sol y me cambie las luces del paisaje y volviéndola a sacar con cuidado, para continuar captando con las imágenes la maravilla que tengo ante mí.



    En estos ratos de espera, me dedico a contemplar el paisaje que me rodea. Tras haber conocido la dura ventisca de estos días pasados, me quedo realmente absorta del fabuloso día de hoy. Mi mente desconecta por un momento de la realidad y tengo la sensación de estar viajando por el espacio, llegando a un lugar hermoso, de esos que sólo existen en los sueños, e impregnándome de una luz dorada, limpia, pura, que me llena de una energía tremendamente positiva. Despierto de mi sueño… ¡no, no era un sueño! Esta vez ha sido todo real. Me encuentro tremendamente feliz y soy consciente de lo afortunada que he sido. Han tardado meses en tener este día aquí en la Antártida, y yo he tenido la suerte de vivirlo en mi viaje tan efímero a la zona. Tremendamente afortunada. Respiro profundamente, me lleno de nuevo de la belleza del entorno y otra vez una inmensa sensación de paz y armonía se instala en mi interior. Sé que será un recuerdo imborrable en mi vida.



    Es hora de regresar a Fildes. Una vez allí recojo mi mochila -que ya había dejado preparada- me despido de la gente de la dotación y Roberto me sube en moto al aeropuerto. El Hércules todavía no ha llegado, pero en la normativa de FACH nos exigen siempre estar antes de su aterrizaje, si vamos a tomar el avión. No pierdo el tiempo, como la zona del aeropuerto es también una parte elevada, continúo con mis fotos. El sol sigue subiendo y las luces cobrando intensidad.



    Consigo fotografiar la entrada del Hércules y continua la espera mientras proceden a la descarga de todo lo que traen y cargan lo que sacan de estas tierras antárticas. Son las 13:30 cuando me piden subir al avión. Por seguridad y aunque el día está con visibilidad, parten antes de que se meta la noche en la zona. Me despido de Roberto y me siento torpe con las palabras para poder expresarle el agradecimiento por todo el apoyo que me han brindado. Hay acontecimientos en la vida para los que no hemos sido capaces de crear el lenguaje adecuado…



    En el Hércules -sentada en esas redes rojas- mi cuerpo viaja a Punta Arenas mientras mi mente recorre una y otra vez las odiseas, aventuras, peripecias, incidentes y anécdotas de los últimos días. Es increíble que un viaje tan corto me deje completamente llena de vivencias de tanta intensidad.

    De repente una tremenda sacudida me vuelve a la realidad. Estamos aterrizando en Punta Arenas bajo condiciones muy fuertes de viento. Al levantarme, un par de chilenos que tenía sentados frente a mí y que regresan también a esta capital austral, me dicen: “Pareces la felicidad personificada. Durante todo el viaje tu cara reflejaba una inmensa alegría”. Sonrío, “no puede ser de otra manera, fue un viaje tan breve y fugaz como hermoso”.

    • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños
    • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños
    • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños
    • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños
    • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños
    • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños
    • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños
    • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños
    • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños
    • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños
    • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños
    • Viaje tan breve y fugaz como hermoso… propio de los sueños

    Etiquetas:

  • Despedida y más…

    Queridos amigos expedicionarios,

    Esta es una especie de carta de despedida. Fue un verdadero placer conoceros personalmente, me dejasteis maravillada por todo lo que habéis aprendido del tema. Las preguntas que hicisteis fueron muy acertadas, se notaba que sois ya unos entendidos sobre la materia. También reflejaban vuestra curiosidad, que ojalá la sigáis manteniendo siempre. Tener curiosidades en el campo que sea y mantener ilusiones, es lo que nos mantiene vivos a los seres humanos, con vida de verdad. Es lo que nos hace ser estrella brillando con luz propia y no reflejada.
    Como ya os dije en varias ocasiones, vuestro apoyo incondicional durante la expedición nos ha ayudado mucho. Pasase lo que pasase, ahí estabais con nosotros día tras día, ayudándonos a capear viento y marea. Las dificultades y los problemas se nos hicieron más fáciles y llevaderos, y los éxitos y los logros se nos engrandecieron al compartirlos con vosotros.

    Además de todo ello, os aseguro que vuestra participación va a ser inolvidable. Habéis inaugurado el Blog de Karmenka. ¡Imposible olvidaros! Como sabéis ya muchas cosas de nosotros, sois conscientes de la cantidad de años que llevamos investigando en este tema, y también os hemos contado alguna vez, que siempre hemos tratado de desarrollar en paralelo –de una u otra forma- la divulgación de lo que hacemos. Pero con vosotros hemos inaugurado una nueva línea de divulgación, dirigida a los escolares. Habéis puesto el listón muy alto para los siguientes participantes. Nos habéis demostrado que podemos y debemos continuar trabajando en esta línea de divulgación.

    y desde ya estáis invitados a seguirnos por él. ¡Os estaré esperando! Ya os he visto a alguno de vosotros en él y me hace mucha ilusión.

    Termino mi carta de despedida, diciéndoos que fue un placer entregaros los merecidos premios el pasado viernes. Y os aseguro que nosotros también recibimos uno muy especial por vuestra parte, que jamás olvidaremos: vuestros aplausos, sonrisas y miradas sinceras. Una inesperada recompensa que nos impulsará a seguir trabajando con vosotros, los más jóvenes.  


    ¡Hasta siempre amigos expedicionarios!

    Etiquetas:

  • ¡Muchas gracias por vuestro apoyo!

    Llegamos a España muy contentos con los resultados de esta mini-expedición a Islandia. El esfuerzo mereció la pena. La estación queda reequipada con nuevo instrumental y mantenemos continuidad de datos en las series horarias registradas. ¡Ninguna laguna de información! ¿Qué más podemos pedir?

    Pues algo más… nos hemos encontrado una verdadera sorpresa a nuestra llegada: la campaña de solicitud de apoyo realizada por Gildo -socio de GLACKMA encargado de la Comunicación y Relaciones Institucionales-.  Presentábamos un proyecto a la Fundación Biodiversidad para conseguir subvención y poder desarrollar el programa de comunicación y divulgación “¿Qué nos dicen los glaciares?”. Es fundamental contar con apoyo popular e institucional y como sabéis por nuestra web (Trayectoria de Glackma), aunque llevamos más de una década trabajando sin cesar en esta línea, hemos creado recientemente esta Asociación sin ánimo de lucro. Queremos desde ella contribuir a la concienciación, sensibilización y educación ciudadana con respecto al cambio climático y su repercusión en el medio ambiente. Y, ¡claro!, como Asociación somos novatos, aunque como experiencia en el trabajo somos unos verdaderos veteranos. De manera que nos es imprescindible contar con ese apoyo popular e institucional.

    Estamos encantados con las respuestas que en este sentido estáis teniendo. Desde aquí queremos mandaros un agradecimiento muy especial a todos los que nos estáis enviado vuestra carta de apoyo, a todos los que nos estáis siguiendo desde Facebook, a todos los que a menudo visitáis nuestras páginas web, a todos los que nos estáis consiguiendo simpatizantes y seguidores  y a todos los que os estáis afiliando a la Asociación sin ánimo de lucro GLACKMA. ¡Sois todos bienvenidos!

    ¡Muchísimas gracias! Os confieso que a nuestra llegada habéis logrado emocionarnos con todo vuestro apoyo.

    • ¡Muchas gracias por vuestro apoyo!
    • ¡Muchas gracias por vuestro apoyo!

    Etiquetas: