Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • Mágica burbuja en Cantabria

    En ocasiones me resulta sencillo realizar una descripción que refleje la realidad, en otras algo más complicado, en unas pocas me es muy difícil, casi imposible. Hoy intento tratar de mostraros lo que fue el primer encuentro de GLACKMA en Cantabria, el pasado fin de semana. Os advierto desde el primer párrafo que no creo que lo consiga… en esta ocasión es misión imposible.

    Fuimos quince, quince afortunados. Los jóvenes Telmo, Cristian y Víctor, que se encuentran en estos momentos cruciales de la vida, terminando o recién acabados sus estudios y comenzando a abrirse camino en la vida laboral. Empar, aficionada a la meteorología que tiene un gran conocimiento de este mundo tan apasionante porque justamente es eso, su pasión. Alejandro y María, quienes tras conocernos vía radio, no dudaron en afiliarse a esta jovencísima Asociación y colaborar en todo lo que pueden con nosotros. Marta, Antonio, Carlos y Alicia, que forman una joven familia realmente ejemplar. Emilio, magnífico fichaje de GLACKMA, que ya nos brindó la suerte de contar con su apoyo en la expedición a Islandia, durante la grabación del equipo de Al filo de lo Imposible. Susana y Ángel, que se desvivieron por organizar este encuentro de GLACKMA, para que resultara realmente extraordinario. Adolfo y yo misma, que algo ya nos vais conociendo.

    ¡Qué difícil empezar! ¿Por dónde? Tengo en mi interior tantas sensaciones, percepciones, emociones, que no soy capaz de ordenarlas y darles forma para transmitirlas. Posiblemente con lo que os escriban ellos -que lo están ya haciendo a través del Blog del Afiliado- os hagáis una idea más clara de cómo fue el fin de semana, de qué recorridos hicimos, de cómo nos organizamos, de lo magnífico del encuentro…

    Yo, en estos momentos, tengo una percepción que seguramente la entenderéis mejor con una metáfora. Han sido tal cúmulo de hermosas y mágicas sensaciones, emociones, que estoy todavía asimilando, embebiéndome de ellas, siendo consciente al mismo tiempo de que perdurarán en mí para siempre. Es como un río que fluye con aguas cristalinas, transparentes, que va aumentando su caudal y termina desbordándose con fuerza, inundando a su paso grandes extensiones de tierras áridas, necesitadas de la frescura de esas aguas.

    El paisaje estupendo y el tiempo magnífico… pero los participantes son los responsables de que en tan sólo un fin de semana, se haya creado una mágica burbuja en Cantabria. Integramos el grupo personas de muy diferentes edades y formaciones, pero encajamos todos a la perfección, como ruedas de un complejo engranaje, que juntas lo ponen en marcha. Y terminamos el evento -todos y cada uno de nosotros- satisfechos y felices por lo vivido y compartido juntos. Esta mágica burbuja en Cantabria supuso una inyección de energía positiva para todos.

    Os confieso, que en un primer momento, me sentía desubicada. Perdida y despistada, en el sentido de que todo estaba organizado, fluía fácilmente, y yo no había hecho nada… ¡Nada! No estoy acostumbrada a eso. Pero la magnífica organizadora del encuentro, Susana, ayudada cómo no, por Ángel, se encargaron de todo. Cada detalle, cada minúsculo detalle lo habían considerado, preparado, contemplando varias posibles alternativas… ¡nada podía salir mal!.

    Después de asimilada esa realidad, pasé a tener la sensación que os voy a describir a continuación. Percibía como si hubiera viajado en el tiempo, hacia el futuro. ¿Cuántos años? No lo sé, pero hacia un tiempo venidero, todavía por llegar. En esta etapa, yo ya no estaba “por aquí” y observaba -con gran satisfacción y felicidad- desde una especie de infinito, cómo GLACKMA seguía adelante, cómo avanzaba, cómo no había contratiempo que la pudiera detener. Me sentía gratamente satisfecha, tranquila, dichosa… la siembra estaba hecha y la buena cosecha se comenzaba a atisbar.

    Sólo puedo daros las gracias a todos los participantes. Gracias por colaborar en la creación de esta mágica burbuja, que continuará creciendo poco a poco y seguirá ascendiendo y ascendiendo…

    • Mágica burbuja en Cantabria

    Etiquetas:

  • GLACKMA… imparable como un glaciar

    Tenía muchas ganas de sacar un poco de tiempo en la semana para escribiros este artículo. Veía pasar los días y el trabajo diario parecía no querer dejarme ni un pequeño resquicio. Pero por fin, hoy lo logro.

    Este artículo va especialmente dedicado -y con mucho cariño- a todos los que sois afiliados de GLACKMA. A los que no lo sois, os invito a que os unáis a nosotros. No os vais a arrepentir. ¡Creedme!

    Este fin de semana no fue de descanso para mí, como es habitual en muchas ocasiones lo dediqué a adelantar trabajo de la Asociación, pues por la semana casi no saco tiempo con mis obligaciones universitarias. Entre otras cosas, os estuve mandando a cada uno de vosotros el certificado de vuestra aportación anual a GLACKMA del año 2013.

    Según os iba escribiendo me iba llenando de una sensación muy especial, que no sé si voy a saber transmitírosla. Era una mezcla de emoción, de gratitud, de querer conoceros a cada uno de vosotros, de poder llegar a veros alguna vez en la vida, de poneros cara. No sé, me emocionaba pensar en vuestro apoyo desinteresado. Muchos nos habéis escuchado en alguna conferencia, otros por la radio, algunos nos habéis visto por la televisión en alguna entrevista o programa, otros habéis oído hablar a los amigos…, pero todos coincidís en algo, en creer en los fines de esta Asociación y en brindar vuestro apoyo desinteresadamente para ayudar a cumplirlos.

    En estos, ya casi tres años que llevamos de vida como Asociación, algunos han aparecido, se han afiliado, pero al final se han esfumado… No han durado prácticamente nada. Me imagino que es normal, para ofrecer el apoyo desinteresado que nos dais los que estáis ahí año tras año, hace falta ser de una “materia” especial. No es capaz de hacerlo cualquiera.

    Con todos estos sentimientos a flor de piel, cuando me acosté el domingo por la noche se me vino a la mente una imagen… no os riáis de lo que os voy a contar. Imaginé que entre todos en GLACKMA, somos como un glaciar que avanza. Lentamente, pero inexorable, imparable. Ese hielo compacto, puro, ese azul indescriptiblemente hermoso del interior… que va arrastrando fuera y cribando todas esas impurezas, esos sedimentos que termina depositando en los bordes a modo de morrenas.

    ¡Gracias a todos vosotros por formar parte de lo que parecía una utopía, pero resulta cada vez más real! De verdad, seguramente no sois conscientes de ello, pero gracias a vuestra confianza, gracias a cada uno de vosotros… ¡GLACKMA como Asociación, hoy existe y sigue fortaleciendo y consolidándose!

    • Svalbard, 79ºN de latitud en el Ártico
  • ¡Una experiencia increíble! (Por Susana Pacheco)

    Algunos de los afiliados participantes en el curso de descarga glaciar, que impartimos en la estación de medida de GLACKMA en Islandia, nos relatan en el blog sus experiencias durante el mismo.

    Susana Pacheco rompe el hielo: 
     

    Hace poco más de una semana y ahora parece todo tan lejano... trato de volver a la “normalidad”, pero en realidad creo que me cuesta tanto porque no quiero hacerlo. La luz, los colores, el frío, el sonido del agua, los maravillosos paisajes vuelven una y otra vez a la memoria. Cuando viajas y disfrutas tanto, los buenos momentos quedan grabados en la mente y se convierten en compañeros inseparables.

    Además, poco antes de salir Gildo tomó en consideración mi propuesta de colaboración durante el viaje y decidimos que me encargaría de la coordinación del grupo. Desde aquí quiero darle las gracias porque me ha dado la oportunidad de conocer a un grupo de personas realmente especial. Y quiero también darles las gracias a ellos porque ha sido su interés, buen ánimo e ilusión los que han conseguido formar un magnífico grupo - “los hijos de Odín”- cuya recién estrenada amistad estoy segura perdurará.

    Ahora desde casa recuerdo la ilusión que tenía cuando me incorporé al curso de medida de descarga glaciar que Glackma organizaba en Islandia, aprovechando su campaña boreal. De verdad, os confieso que todas las expectativas se han cumplido. Ha sido un gran privilegio y una oportunidad única, poder compartir aunque solo fuese por unas horas, el intenso y valioso trabajo que Adolfo y Karmenka realizan durante sus campañas. Y el viaje por el sur de Islandia ha resultado espectacular. A un paso del Círculo Polar Ártico, esta isla es un increíble laboratorio natural que muestra la geología en vivo y en directo, con una actividad volcánica, tectónica y geotérmica realmente desbordante, que convive con un mundo de grandes glaciares activos que nos dan la clave para entender la repercusión del calentamiento global. ¡En síntesis una maravilla!

    Podría hablaros de muchos momentos especiales, de tantas imágenes increíbles que desesperadamente trataba de “atrapar” con mi cámara, pero serían tantos que incluso vosotros acabaríais agotados. Pero no renuncio a hablaros de uno o más bien de dos días especiales, precisamente los que coinciden con la visita al campamento Glackma, a los pies del hermoso glaciar Kviarjökull, ahora en retroceso, y a las horas que duraron los aforos para medir la descarga glaciar.

    La mayor parte de las veces la investigación se realiza en situaciones de soledad. El trabajo de campo se hace en condiciones duras con “miles” de problemas que van surgiendo y con grandes esfuerzos que llegan a dejarte agotado. Estas sensaciones que llevan tantos años experimentando Adolfo y Karmenka en ambos Polos, las han podido compartir “a pie de obra” con el grupo de expedicionarios y afiliados que nos hemos incorporado a la campaña boreal de Islandia 2012. Y os puedo asegurar que se les veía felices por ello.  Ahora entiendo, mejor si cabe, de donde obtienen esa fuente inagotable de energía que les hace continuar sin descanso. Los glaciares se han convertido en el nutriente esencial para sus respectivos organismos. Los datos que obtienen son cruciales para conseguir una investigación de calidad que ayude a comprender la evolución del calentamiento global que nos afecta.

    Me sentí mal cuando llegamos algo más tarde de lo previsto a la zona de aforos, y aún peor cuando  Adolfo, Gildo, Tato, Emilio, Jose y Gaby, nos empezaron a contar todos los contratiempos y problemas que habían ido surgiendo en el aforo de la mañana cuando llegaron a pensar que sería una misión imposible. ¡Y nosotros sin echar una mano!. Karmenka metida tres horas en el río, completamente helada, sujeta por cuerdas para que la fuerte corriente no se la llevase mientras se mantenía firme en un punto donde debía colocar la hélice que mide la velocidad. Cuando llegó donde nos encontrábamos aún estaba en proceso de recuperación, pero ver su sonrisa me hizo comprender que, a pesar de todo, habían tenido éxito en ese primer intento. La tarde resultó redonda hicimos prácticas ¡¡en agua a casi 0ºC!!, con el glaciar como telón de fondo. Además, pudimos ver a Karmenka en acción cuando el caudal del río subió lo suficiente. ¡Esta vez apoyamos todos!. Un día estupendo y muy productivo que concluyó todos juntos en el campamento compartiendo una suculenta cena y una animada charla. ¡Qué a gusto me encontraba!...aunque luego hubo que fregar los platos y ¡claro el agua seguía helada!!!!

    ¿Os ha parecido interesante?, pues aquí no acaba la cosa. Al día siguiente, un luminoso día nos da la bienvenida. Acompañados de Adolfo, Emilio (que nos enseñará técnicas de fortuna en progresión vertical) y Gaby (que está grabando las imágenes para un audiovisual sobre Glackma) nos vamos al glaciar. ¡Es increíble estar allí arriba!, camino despacio como si con cada paso los crampones fuesen a quebrar el hielo. Nos hemos dividido en dos grupos y a nosotros nos espera Adolfo ya sobre zona helada, piolet en mano, para explicarnos cómo se produce el drenaje en el glaciar. ¡Cuántos conocimientos y cuánto disfrutamos todos, quien enseñaba y quienes escuchábamos embelesados!. Adolfo es uno de esos profesores entusiastas que con sus palabras aumenta el interés de sus alumnos.

    Desgraciadamente la actividad termina, tenemos que volver al campamento.  Durante el regreso una pareja de skúas (págalos) parece muy contrariada con nuestra presencia en su zona de cría y comienzan una persecución sobre nuestras cabezas. Pueden llegar a ser peligrosos porque buscan golpear con el pico en la cabeza, ¡que se lo digan a Telmo que se puso de cebo para conseguir un espectacular vídeo del momento!.

    A Karmenka no la hemos visto desde por la mañana. Ha salido acompañada de Tato en busca de moulins ya que unos días más tarde llegará el equipo de “Al filo de lo imposible” para grabar imágenes sobre el trabajo que Glackma está realizando en relación con los glaciares.

    Llega la despedida y como siempre se hace dura. La experiencia ha sido tan estupenda y lo hemos pasado tan bien que me cuesta dejarles allí. Karmenka no ha vuelto todavía, es una pena no poder decirle adiós y darle las gracias por todo.  Adolfo y Gildo nos despiden, a su espalda sobre el glaciar una hermosa luz deja una imagen de postal. Me quedo atrás en el grupo, me cuesta irme, una llamada de Adolfo me hace volverme, su mano me dice adiós nuevamente, lo mejor ver la sonrisa en su rostro. Le veo feliz y eso me hace menos dura la partida.

    Sin duda, la experiencia ha merecido la pena y estoy segura de que repetiré en cuanto Glackma prepare un nuevo viaje al siempre sorprendente mundo de los glaciares.

    Susana Pacheco

    Asociada y voluntaria Glackma

  • Curso de aforos para los afiliados de GLACKMA

    Llegan los participantes en el curso

    (Crónica recibida por teléfono satelitario) 

    Finalizando ese primer aforo, llegaron los 8 afiliados a GLACKMA que vienen a realizar el curso de aforos en glaciares. Se retrasaron un poco en su llegada y se perdieron el aforo, pero bueno, a lo mejor por la tarde tenemos suerte y con un nuevo valor de nivel podemos realizar otro aforo para que entiendan perfectamente todo lo que explicaremos teóricamente antes.

    Llevan ya varios días en Islandia y vienen felices, encantados de lo que van viendo y maravillados de este país, de estos paisajes tan impresionantes y tan diversos. Casualidades de la vida, Javier -el guía que los está llevando- es amigo de Mercedes, una buena amiga nuestra de GLACKMA que nos ha ayudado a organizar ya varias conferencias.

    Según llegan los van recibiendo todos los demás de nuestro equipo. Yo, hasta no haber tomado algo caliente y empezar a quitarme de encima el frío, no soy persona. Había comenzado ya Adolfo a explicarles la técnica de aforos en glaciares cuando me incorporo yo al grupo, todavía un poco aturdida de las casi tres horas de frío en el río.

    Tras las explicaciones teóricas, viene la práctica. Para ello seleccionamos una pequeñita rama que oscila entre 20 y 30 centímetros de profundidad y con muy poca velocidad. Ahí, descalzándose y remangándose los pantalones, van poniendo en práctica las técnicas de aforos que les hemos explicado.

    El sol sigue calentando con fuerza y como era de esperar el caudal del río sigue subiendo y se nos presenta una nueva medida para poder aforar. Así que todos preparados y manos a la obra, ¡un nuevo aforo! Aquí colaboran todos, a cada uno de los que han llegado les buscamos una misión, incluso al guía.

    Terminado el aforo, nos juntamos todos en nuestro campamento para cenar. Hay muy buen ambiente entre los 16 que nos hemos llegado a juntar.

    Al día siguiente otra actividad tenemos preparada para el grupo del curso. Se trata de llevarlos al glaciar y así sobre el terreno, que puedan recibir todas las explicaciones de cómo es el drenaje en un glaciar.

    Como no tienen crampones se hacen dos grupos de cuatro, dejándoles los de algunos de nuestro equipo. Mientras Adolfo entra con un grupo al glaciar, el otro está a pie de la morrena lateral -todavía sin pisar hielo- con Emilio, quien les cuenta técnicas de fortuna en progresión vertical. Después se intercalan las actividades. Es un grupo con una sensibilidad especial y tienen dos maestros, Adolfo y Emilio que disfrutan enseñando y transmitiendo lo que conocen y dominan, así que el resultado es fantástico y de gran satisfacción para todos.

    Tato y yo salimos con todos del campamento hacia el glaciar pero nos adelantamos, tenemos otra misión por cumplir que os la contaré en el próximo artículo.

    Telmo, Borja, Empar, Víctor, Diana, Cristian, José Julian, Susana y también tú, Javier -guía del grupo-, como os tuvisteis que ir antes de regresar Tato y yo, quiero ahora y desde aquí despedirme de vosotros. Fue un verdadero placer haberos tenido con nosotros, espero que estéis disfrutando de vuestra segunda parte del recorrido por Islandia y que hayáis aprendido y os hayáis sentido a gusto el tiempo que compartisteis con nosotros. Un abrazo muy fuerte y seguimos haciendo cosas juntos desde GLACKMA.    

    Ver galería

    Etiquetas:

  • Generosidad infantil... Emocionante!!!

    La satisfacción por las conferencias del fin de semana pasado en León y La Robla, no terminó como os narré en el último artículo… ¡Todavía hay más!

    En esta semana hemos recibido una gratificante noticia. Una de las niñas asistentes a la conferencia de La Robla, con tan sólo nueve añitos, es la gran protagonista.

    ¡Sí! Escuchad con atención. Esta pequeña, decide por sí misma dejar de comprarse unos cromos que está coleccionando para, a cambio, afiliarse a GLACKMA. ¡Emocionante!, ¿verdad?

    No es necesario adornar más este artículo. Significa tanto este hecho de sinceridad y generosidad infantil, que sólo espero os transmita tanto a todos los que seguís este blog, como lo que ha sido capaz de mover en mi interior.  

    • Frente al ayuntamiento de La Robla, antes de empezar la conferencia

    Etiquetas:

  • Estrenamos el Boletín de Noticias de la Asociación GLACKMA, ¿quieres leerlo?

    Como sabéis los que nos vais siguiendo en nuestras andanzas, aunque como proyecto estamos funcionando sin parar desde hace una década, como Asociación estamos dando nuestros primeros pasitos. Y así, como las hormiguitas con una labor continuada -sin parar y sin detenernos- vamos avanzando.

    Hemos comenzado con nuestro Boletín de Noticias y ya tenemos el nº1 publicado en la web de GLACKMA, para anunciaros todo lo que vamos haciendo desde la Asociación. En él os informamos de las siguientes novedades:
    1.- Plan de Afiliación
    2.- Conferencias GLACKMA
    3.- Libros
    4.- Carnets y Diplomas
    5.- Proyecto I+D+I
    6.- Campaña Austral
    7.- Concurso escolar ¡Ven a la Antártida!
    8.- Solicitud de voluntariado

    Ojalá que lo divulguéis entre vuestros amigos y así entre todos colaborar con su difusión. Confiamos también que os afiliéis todos aquellos que todavía no lo habéis hecho. ¡Os esperamos!

    Como leeréis ahí y ya sabéis también los que nos seguís por Facebook, nos esperan tres conferencias en estos próximos cuatro días: empezamos el jueves en Granada para continuar en la Sierra de Gredos durante el fin de semana, el sábado en Hoyos del Espino y el domingo en Guisando. Pienso ahora, al escribir este plan tan intensivo… ¿resistiremos?

    Me gusta siempre dejaros alguna foto bonita relacionada con el tema. Hoy lo tengo difícil. A ver…, dejadme pensar… ¡Ya está!, la primera que se me ha venido a la mente. Una del Ártico con un amigo muy especial, jajaja... ¿Por qué ésta si a dónde partiremos dentro de unas semanas es a la Antártida, no al Ártico? Todo tiene su razón, estoy realizando ahora gestiones logísticas para la campaña de verano boreal al Ártico. Estas expediciones como os podéis imaginar no se organizan de la noche a la mañana, llevan detrás mucho trabajo. Y de allá, a 79ºN de latitud, recuerdo ese momento inmortalizado en la foto hace ya unos cuantos años, como si fuera ayer mismo. Veo la carita del zorrito y sus ojuelos frente a mi… ¡Qué recuerdos imborrables!



    Lo dicho amigos, os esperamos en GLACKMA
    • Estrenamos el Boletín de Noticias de la Asociación GLACKMA, ¿quieres leerlo?

    Etiquetas: