Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

  • Complicaciones logísticas

    Desde la Base Argentina Jubany, hemos regresado ya a  nuestra zona inicial de trabajo. El viaje en zodiac estuvo muy bien, el mar estaba bastante tranquilo, tuvimos sólo una pequeña complicación pero terminó bien. Encontramos en una zona en el mar frente a la Caleta Marian -donde se encuentra ubicada la Base Coreana King Sejong- un montón de hielos flotando. Salían desde el frente del glaciar al fondo de la Caleta y debido al viento se extendían en una amplia franja en el mar. En esa parte la navegación tuvo que ser tremendamente cuidadosa y con una baja velocidad para evitar que hielos picasen la zodiac.

    Ahora estamos inmersos en un verdadero caos logístico. Nuestra salida de la Antártida a Punta Arenas estaba coordinada con un Hércules C-130 de las Fuerzas Aéreas Chilenas (FACH), quienes levantaron ya la restricción para llevar a civiles tras los problemas que os comentaba a nuestra venida al Continente Blanco.

    Pero ahora ese vuelo ha sido cancelado, se ha modificado completamente todo el calendario de cruces del verano. ¿Sabéis por qué? Se espera que el viernes 13 vengan de visita los presidentes de Chile y de Uruguay. Entrarán en un Hércules de las FACH y ello ha modificado todos los vuelos previstos posteriormente. 

    Estamos tratando de buscar nuevas opciones y coordinar nuestra salida de la isla Rey Jorge, sin perder las opciones del vuelo de regreso de Punta Arenas a España. No sé qué pasará… pero esto es un verdadero ajetreo con la preparación de estas visitas. Os mantengo al corriente de lo que podamos o no podamos solucionar. 

    • Hercules C-130 recién aterrizado en la Isla Rey Jorge

    Etiquetas:

  • XVII Aniversario de la BCAA (Base Científica Antártica Artigas)

    ANTARKOS XVIII, nueva dotación de Base Artigas

    Haciendo ese salto en el tiempo que nos permite la libertad que aquí lleva arraigada, regreso a la Base Artigas en el vídeo que os quiero mostrar. Se trata de un evento que tuvo lugar el 22 de diciembre…

    ¡Ya el 22 de diciembre! Parece que ha pasado un año entero desde entonces, debido a la cantidad de vivencias que se suceden una tras otra y prácticamente cada una, nueva y diferente de las anteriores. Todo ello hace que uno se sienta vivo, lleno de energía. Cada día que amanece me pregunto: “¿qué pasará hoy?, ¿qué viviré hoy?”. Y por más que intente adivinar, al finalizar la jornada en mi reflexión diaria, me percato que no lo había adivinado cuando trataba de imaginarme el día al levantarme.   

    Lo que os quiero mostrar hoy es la celebración del XXVII Aniversario de la Base Artigas. Fue el 22 de diciembre, al día siguiente de haberse ido la dotación anterior de la Base Uruguaya (ANTARKOS XXVII) y la primera celebración que le correspondía ya organizar a la nueva (ANTARKOS XXVIII).

    Llevan ya 27 años aquí en la Antártida con una Base abierta durante todo el año. Como curiosidad os contaré un recuerdo que, con mucho cariño, guarda Adolfo. Su primera vez en la Antártida fue en el verano de 1987/88, participando en el montaje de la Base Española en la isla Livingston, base que como sabéis se llama Juan Carlos I y sólo se mantiene abierta durante los veranos.

    ¿Y sabéis cómo llegó Adolfo en esa, su primera vez, al Continente Blanco? De pie y por el aire. Sí, volando en un pequeño bimotor Fairchild 572 de Uruguay… y de pie porque no había asientos en el interior. Estaba rodeado de depósitos de combustible suplementarios para poder hacer el cruce. No está mal, ¿verdad?   

    En el vídeo vais a disfrutar con los diferentes medios de transporte que utilizaron los vecinos de las bases próximas para poder asistir a dicha ceremonia. Con vuestros propios ojos vais a poder ver que… ¡esto es otra historia!

    Ver galería

    Etiquetas:

  • Entrevista a Arturo Bethencourt, Radio-operador de la Base Artigas

    Mientras continuamos con el trabajo en la Base Argentina Jubany, hacemos un alto en el tiempo para seguir con las entrevistas semanales del personal de la Base Uruguaya Artigas.

    En esta ocasión vais a conocer la misión del radio-operador. Recordad que se trata de un integrante de la dotación anterior ANTARKOS XVII, que ya hace algunos días regresaron a sus hogares tras un año antártico. Los imagino ahora a todos en plenas vacaciones en el verano del Hemisferio Sur. Un beso muy grande para todos los componentes de ANTARKOS XVII, si os acordáis del Blog y lo seguís consultando. 

    Etiquetas:

  • ¿Sabéis dónde estamos ahora?... En la Base Argentina Jubany

    Vista panoramica de la Base Argentina Jubany

    Os he hablado ya de la noción del tiempo tan natural y fantástica que nos envuelve en estos lugares, así que espero que me entendáis y sepáis disculpar lo que a simple vista puede parecer un desorden. “¿Qué querrá decirnos Karmenka ahora?” os estaréis preguntando. Al terminar de leer este artículo me entenderéis… eso espero.

    Durante los últimos días hemos estado recogiendo el campamento y el material que en él teníamos. Recogerlo significa en primer lugar secarlo, cosa que hemos podido hacer gracias al apoyo de la Base Artigas. Después clasificarlo, listarlo y seleccionar qué parte dejamos almacenada en esta zona de la isla hasta nuestro retorno y qué parte nos llevamos con nosotros.

    “¿A dónde?”, querréis saber. Os estoy escribiendo ahora desde la Base Argentina Jubany, donde llegamos ayer. Volver a buscar el mapa que os había adjuntado en el artículo Compartiendo un asado uruguayo con la dotación chilena de Fildes y localizar dónde estamos ahora. Jubany es una Base Argentina que está en Caleta Potter, una preciosa caleta y muy protegida. En esta Base se encuentra también el laboratorio alemán Dallmann. Tienen un acuerdo de colaboración ambos países para trabajar juntos en este lugar. Nuestro trabajo aquí es complementario del que realizamos en la otra parte del glaciar Collins y tiene que ver con el proyecto europeo IMCOAST en el que participamos.

    Para detallaros nuestro trabajo de investigación en esta zona, vais a tener que esperar un poco. No es que os quiera mantener en vilo con lo que hacemos sino que daremos tiempo a que los más jóvenes regresen a sus clases de las vacaciones y se puedan poner al día otra vez con el Blog. Además antes de explicaros el trabajo que desarrollamos aquí, para que lo entendáis perfectamente, tengo pendiente resolveros la cuestión que quedó abierta antes de iros de vacaciones, de “cómo medimos la descarga glaciar en este casquete que ocupa la isla completa”. No, no se me ha olvidado que está esta cuestión abierta, estoy esperando el regreso de los más jóvenes.

    ¿Cómo hemos llegado hasta aquí, hasta Jubany? Os cuento. Anteayer, día 1 de Enero, dejamos todo recogido, con lo que os expliqué que significaba “recogido” y coordinamos con Capitanía de Puerto Bahía Fildes para el viaje… ¿Os acordáis dónde estaba esta Base? Es chilena, está junto a la de Frei, también chilena, pero mientras que esta última pertenece a las Fuerzas Aéreas, Capitanía de Puerto Bahía Fildes está organizada por la Armada, es decir la Marina.

    Les pedimos a ellos, a los marinos la posibilidad del transporte en zodiac desde Bahía Fildes hasta Caleta Potter, y con esas ganas de ayudar y apoyar a la ciencia que tienen, no dudaron ni un instante en darnos este apoyo logístico. Ellos tienen buenas zodiac y para este trayecto que es de unos 16 kilómetros por mar y con el tiempo tan cambiante en la zona, nos dan una gran seguridad.

    Al realizar con ellos el contacto por radio el 1 por la noche, nos informan que la meteorología para el día siguiente se prevé con niebla y nieve. No es lo mejor para la navegación en zodiac, así que nos proponen ir hasta su base a primera hora de la mañana y esperar allí listos con todo el material hasta que se abra una ventana y podamos realizar la travesía.    

    Así lo hacemos, tras el desayuno nos llevan los uruguayos desde Artigas hasta Fildes en el vehículo oruga. Por el camino ya vamos observando que la niebla existe pero está alta, nieve cae pero no mucha y lo mejor de todo,  apenas hay viento, que para la navegación en zodiac es un gran enemigo. “Parece que vamos a tener suerte” pienso para mis adentros.

    Efectivamente, cuando llegamos a Fildes, ya está la dotación preparando la zodiac. Cargamos el material, nos subimos y rumbo a Jubany. Disfruto como una enana, me encanta la navegación y más en estos lugares. La nieve golpeando la cara, observando los frentes de hielo en toda la costa, pingüinos nadando y buscando su alimento. Se me hace cortísimo el viaje, ¿por qué se me pasa volando el tiempo cuando voy navegando?, ¿por qué siempre me pasa lo mismo?, ¿por qué no está más lejos la Base Jubany? Y para rematar el viaje, a la entrada de Caleta Potter un par de yubartas parece que salen a recibirnos.

    Concluyo el artículo con lo que os quería transmitir al principio, sobre el tiempo y el desorden que quiero sepáis entender. Os escribo ahora que estamos en Jubany para que sepáis por donde andamos y que estéis al corriente, pero como me han quedado tantísimas cosas por contaros de este mes que llevamos en la Antártida, probablemente vaya alternando las historias de donde estamos ahora con las anteriores.

    Pero no os preocupéis, este desorden a primera vista estará siempre ubicado en el tiempo real y os iré describiendo cuándo y dónde ha acontecido cada aventura. ¿Sabéis? Son tantas las vivencias nuevas que se acontecen en cada momento, que para poder llevar el Blog al día necesitaría que fueran de 48 horas o más. La realidad no es esa, todos lo sabemos, así que os pido saber entender el “desorden aparente” temporal de lo que os voy a ir contando. Serán como piezas de un puzle que os voy dando poco a poco, pero tendréis la información suficiente para irlas encajando en el lugar adecuado.

    Ver galería

    Etiquetas:

  • El Blog de Karmenka cumple un año

    Hoy, 1 de enero de 2012, estamos de cumpleaños. ¡Sí!, el Blog de Karmenka cumple un añito de andaduras en este mundo virtual. Hace un año, poco antes de estrenar el que ayer finalizamos, subíamos a un avión rumbo a Chile, comenzando así nuestra expedición a la Antártida. El cambio de año se produjo ya en el aire, volando. Aterrizamos en Santiago de Chile, donde nos tocaba esperar unas horas en el aeropuerto antes de nuestro siguiente vuelo a Punta Arenas.

    Fue un tremendo esfuerzo el de Gildo -nuestro imprescindible socio de GLACKMA que desde Madrid nos tiene todo siempre a punto- para que estuviera listo el Blog en la expedición que comenzaba. Yo tenía una tremenda ilusión y me sentía como un niño con un juguete nuevo… No me aguanté más y ahí, en el aeropuerto de Santiago sin haber concluido todavía el viaje, escribí el primer artículo para este Blog.

    Comenzábamos al mismo tiempo con la primera edición del Concurso “¡Ven a la Antártida!” y os confieso que me atraía mucho la idea que salió de GLACKMA de poner esto en marcha, pero al mismo tiempo me preocupaba. No sabía si sería capaz de mantener un blog, de sacar adelante la divulgación que nos habíamos propuesto realizar. ¿Podría conseguir que la gente en general y los más jóvenes en particular, disfrutaran con lo que hacemos? Se me planteaba un difícil reto, escribir sobre algo que es ciencia, naturaleza, respeto y sensibilización por el medio ambiente… tratar de llegar a los lectores en un mundo virtual, frío, lejano, como artificial… no íbamos a tocar los temas que tanto atraen a la población en general: el fútbol, los famosos… Todo en mi cabeza eran dudas de si saldría bien, de si sería capaz, pero una cosa tenía claro, desbordaba ilusión por, al menos, intentarlo.

    A lo largo del año se han ido sucediendo las expediciones, comenzamos con la de la Antártida en enero y febrero. Ese era nuestro objetivo para la primera edición del Concurso “¡Ven a la Antártida!”. Después el Blog seguiría su curso, pero el concurso ahí finalizaba.

    Entonces ocurrió algo hermoso, los colegios participantes nos seguían, así que decidí llevarlos virtualmente a la expedición de la Patagonia Chilena que hicimos a continuación. Regresamos a España y en Semana Santa tuvimos que acudir a Islandia para hacer una reinstalación de la estación que allí tenemos. Los jóvenes expedicionarios seguían con nosotros. Posteriormente bajamos de nuevo al Sur, a la Patagonia Chilena. Comenzando el invierno austral surge la oportunidad de cruzar de nuevo a la Antártida. Nuestros incondicionales expedicionarios seguían con nosotros. ¡Era buena señal!

    Hace ya casi dos meses comenzamos con nuestra expedición por la Patagonia Argentina y la exploratoria del Campo de Hielo Norte en Chile, todo ello antes de cruzar de nuevo acá a la Antártida. ¡Vamos!, que en un año de vida, esta es la octava expedición narrada en el Blog… no está mal, ¿verdad?

    En el Blog es todo sinceridad, lo que está ocurriendo es lo que os narro, no lo sé hacer de otra manera. Cuando todo va bien así os lo hago saber y me encanta veros disfrutar y alegraros con nuestros triunfos. Cuando las cosas salen mal así os lo transmito y nos llegan vuestros ánimos… Recuerdo ahora al escribiros esto, dos de los artículos que os mandé durante la pasada campaña invernal antártica, fue un tremendo contraste el sentimiento en ambos escritos que se acontecieron muy próximos el uno al otro, y tal cual fueron y tal cual me sentía os lo narré. En “Una profunda tristeza, tan oscura y fría como la larga noche invernal antártica” me sentía así, pero como todos sabemos una tormenta -por dura y complicada que sea- no dura siempre y a los pocos días os pude transmitir mi alegría en El éxito es el fracaso superado por la perseverancia.

    En esta última etapa del blog habéis visto que he comenzado también a trabajar con vídeo, para tratar de mostraros más y mejor lo que hay por estos lugares, y poco a poco voy mejorando la técnica y aprendiendo. Empeño pongo todo el que tengo y tiempo le dedico lo que puedo… y un poco más. 

    Como veis el Blog va evolucionando, pero hay mucho trabajo detrás. Sin embargo os digo también que es una tremenda satisfacción saber que os llega lo escribo, que os gusta, que logro virtualmente que viváis con nosotros estas experiencias. Los colegios estáis ya encaminados con las actividades y  domináis bien la dinámica del concurso. Cada mensaje, cada comentario, cada respuesta que nos dais a las preguntas planteadas, nos llega de alegría. Ver como los más jóvenes os vais implicando con los “trabajitos” que os voy proponiendo, me llena de una enorme satisfacción.

    Y vosotros, todos los demás que seguís el Blog, cuando perdéis el miedo y os atrevéis a escribirnos, a darnos mensajes de ánimo, a expresar lo que disfrutáis con estas lecturas… no os podéis ni imaginar la inyección de energía que me transmitís. A pesar del esfuerzo y trabajo que me supone, algo dentro de mí me grita a voces, que merece la pena seguir con el Blog adelante.

    Quiero desde aquí y en este primer cumpleaños de “Karmenka desde los Polos”, daros las gracias a todos los lectores. Si no fuera por vosotros, el Blog no existiría, tenedlo por seguro. Gracias por estar del otro lado de la red, gracias por existir en este mundo virtual que ha mantenido con vida -durante al menos un año- a este Blog.         

    Aprovecho para desearos a todos vosotros -seguidores incondicionales- un FELIZ 2012. Ojalá todos juntos y un montón de seguidores más que se unan a nosotros, podamos celebrar el próximo año, el segundo añito del Blog. 

    • Karmenka y al fondo el glaciar Nelson en la Antártida
    • Indicador frente a la Base Artigas

    Etiquetas: